Mar Menor

Ribera y López Miras dejan atrás las disputas y aseguran que trabajarán unidos para salvar el Mar Menor

La ministra para la Transición Ecológica ha visitado este miércoles el Mar Menor y ha enterrado el hacha de guerra con el presidente murciano tras la disputa por las competencias de la gestión de residuos que van a parar al mar.

Publicidad

La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha visitado este miércoles el Mar Menor (Murcia) para conocer cuál es el estado de la laguna de agua salada después de varios días apareciendo peces muertos en sus playas. Allí se ha reunido con el presidente murciano, Fernando López Miras, con quien ha acordado enterrar las diferencias sobre las competencias en la gestión de los residuos que van a parar al agua.

"El objetivo es común y vamos a llegar a acuerdos", ha afirmado Miras, al tiempo que aseguraba lo importante es "trabajar correctamente respetando la ley". La ministra, por su parte, ha indicado que el Gobierno dialogará tanto con las instituciones como con la sociedad civil para solventar esta situación.

De esta forma, se ha acordado llevar a cabo la creación de una comisión bilateral entre el Ejecutivo centra y el Gobierno de la Región de Murcia para analizar y contrastar la información que tengan ambas administraciones sobre la situación del Mar Menor.

"No cabe disimular y mirar a otro lado"

Ribera ha asegurado, además, que "no cabe disimular o mirar a otro lado" ante el problema. Lo ha dicho tras reunirse con las cinco organizaciones que han venido denunciando en la Unión Europea lo que estaba ocurriendo en el Mar Menor: Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), WWF-Adena, Ecologistas en Acción, la Plataforma por el Mar Menor, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y la Cofradía de Pescadores.

Ribera también ha celebrado que el gobierno regional haya anunciado este miércoles límites al uso de fertilizantes nitrogenados en una franja de 1.500 metros y acortar el plazo para sancionar a los regadíos ilegales que superan las 8.000 hectáreas.

La titular de la cartera de Transición Ecológica ha explicado que no se trata de una "una cuestión contra la agricultura, sino al contrario, una defensa hacia la mayoría de los agricultores", al tiempo que aseguraba que son unos pocos los que incumplen la ley.

La próxima semana mantendrá un encuentro con organizaciones agrarias para escuchar sus soluciones. Ribera ha asegurado que las actuaciones que se lleven a cabo para solventar el problema pasan por tres principios básicos:

-Conocimiento científico

-Respeto a la ley

-Participación social

Sobre la cuestión científica ha agregado que "es un supuesto de libro" lo ocurrido, dado que la aportación permanente de carga contaminante ha hecho que colapse el sistema y, por lo tanto, habrá que frenar en origen ese vertido.

Miras pide las competencias costeras y Ribera asegura que posee las herramientas

Teresa Ribera declaró anteriormente que la entrada de agua dulce y cargada con nutrientes y nitratos procedente de la actividad agrícola es la raíz del problema, y defendió que la Región de Murcia dispone de las herramientas necesarias para controlarlo.

López Miras anunció entonces la solicitud al Gobierno de España de la transferencia de las competencias de costas y de la vertiente del Mar Menor para poder actuar de forma urgente.

Los agricultores del campo de Cartagena rechazan que sean ellos el problema porque la agricultura está parada y no se plantan cultivos hortícolas hasta septiembre, por lo que aseguran que la entrada de nutrientes procede del acuífero que hay en el subsuelo y que está cargado con agua con nitrato.

Publicidad