Publicidad

Moción de censura Murcia

Ana Martínez Vidal, de Ciudadanos, sobre la moción en Murcia: "Se va a votar, que no quede ninguna duda"

Martínez Vidal ha dicho además que tanto ella como los dos otros diputados de Ciudadanos que siguen adelante con la moción de censura en Murcia, Juan José Molina Gallardo y Alberto Castillo Baños, están desde anoche bajo protección policial por temor a "acosos y escraches".

Ana Martínez Vidal, coordinadora autonómica de Ciudadanos, ha confirmado este viernes que la moción de censura contra el Gobierno de Murcia seguirá adelante. "Habrá moción, que no quepa ninguna duda", ha manifestado.

Martínez Vidal sale así al paso del freno a la moción de censura conseguido horas antes por Fernando López Miras, que ha logrado el apoyo de tres diputados de Ciudadanos: Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez.

"Los seis diputados de Cs firmaron libre y voluntariamente la moción en una reunión de más de tres horas en la que pudieron expresar libremente lo que pensaban. Ninguno de ellos manifestó entonces estar en contra de esta moción de censura. Al contrario, durante dos días han ratificado constantemente su voluntad", ha indicado.

"Ciudadanos nació para combatir la corrupción y lo seguirá haciendo, venga de dónde venga", ha asegurado, explicando que con el Partido Popular "ha sido imposible gobernar, nos han robado esa posibilidad", lo que les ha llevado a "mirar a la primera fuerza de la Asamblea regional para impulsar junto a ella la regeneración que nos demandaban los ciudadanos, indignados con el 'vacunagate', los contratos irregulares, el capitalismo de amiguetes y la red clientelar".

Protección por temor a "escraches"

Ana Martínez Vidal ha asegurado, asimismo que, desde ayer, tanto ella como Juan José Molina Gallardo y Alberto Castillo Baños, así como los concejales en el Ayuntamiento de Murcia, cuentan con protección policial del Ministerio de Interior ante el temor al "acoso y los escraches".

76.000 euros

La coordinadora de Ciudadanos en la Región de Murcia ha terminado lanzando una pulla a los tres diputados naranjas que han acabado retractándose: "La dignidad para algunos diputados tiene un precio: 76.000 euros brutos anuales y un chófer en la puerta de su casa".

"Ciudadanos de Murcia está ahora más unidos que nunca, el grupo parlamentario lo formamos tres diputados", ha zanjado.

Publicidad