Publicidad

UN CAFÉ CON SUSANNA

Martín Pallín, juez emérito del TS: "No creo que lleguemos a las elecciones con presos porque no se harían con normalidad"

El magistrado emérito Martín Pallín cree que todas las causas del desafío soberanista catalán se agruparán en el Tribunal Supremoy señala que "nadie va a mover una letra para que antes del 21 no se haga ningún acto judicial que influya en las elecciones". Por su parte, el abogado Fuster Fabra señala que "puede haber cambios de estrategia procesal" para que los exconsellers declaren voluntariamente ante la juez Lamela y digan algo similar a lo que declaró Forcadell.

antena3.com | Madrid
| 10.11.2017 09:14

El juez emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín y el abogado José María Fuster Fabra opinan en 'Un Café con Susanna' sobre la decisión del juez del Supremo de enviar a Carme Forcadell a prisión eludible bajo fianza al cambiar esta su declaración y señalar que la declaración unilateral de independencia fue simbólica.

Para Martín Pallín, "el Constitucional puso en marcha todos los mecanismos de anulación de todas las leyes y declaró nulas las sesiones del Parlamento, por lo que esa declaración de independencia era poética".

Mientras, para el abogado José María Fuster Fabra, lo que el juez quiso transmitir era que cree a Forcadell, pero que si sigue "en la misma tónica, la situación puede cambiar".

Respecto a este cambio de opinión de la presidenta del Parlament, Martín Pallín señala que "en la política se dice una cosa y la contraria por la noche" y subraya que hay una cuestión del auto que sí es interesante y es que "la considera la ideóloga y la dirigente de todo un proceso en el que participa una cadena de personas, y eso va a producir que el Supremo tenga que traer hacia él todas las causas que están abiertas, como la de la Audiencia Nacional".

Por ello, al ser preguntado sobre si el papel de Forcadell ha sido más importante entonces que el de Junqueras, el juez emérito señala que "el auto lo dice" y "jurídicamente se le da ese papel a Forcadell".

"cuando llegan frente a la legalidad cambian su discurso, dejando de manifiesto las propias contradicciones internas que tienen"

Para el abogado José María Fuster Fabra, el auto del Tribunal Supremo es "espléndido" y considera que "filosofía del auto es decir 'dentro de la legalidad van a tener todos los márgenes de defensa que el Estado les concede, pero lo primero que tienen que hacer ustedes es volver a la legalidad'".

Además señala que de este cambio de opinión ya hay precedentes y pone como ejemplo a Artur Mas, que dijo que asumiría todo lo que ocurriese tras la consulta del 9-N y sin embargo ante el juez dijeron que "todo el proceso lo dejaron en manos de los voluntarios".

Por ello, Fuster Fabra considera que "cuando llegan frente a la legalidad cambian completamente su discurso, dejando de manifiesto las propias contradicciones internas que tienen" y añade que, como catalán, "lo que menos perdono es la fractura social artificial que se ha producido con todo este procedimiento, es lo que me parece imperdonable, hasta mucho más grave que los delitos que se han cometido, porque se ha instrumentalizado desde medios de comunicación hasta niños y tardaremos mucho en recuperarlo".

Sobre los delitos que nombra el auto del juez, Martín Pallín explica que en España, "del delito de rebelión tenemos muy poca jurisprudencia, la última es la del 23-F y ahí se exige una violencia como la que se desarrolló allí y se planteó el problema de que no había habido muertos y el Supremo dice que aunque sea incruenta, la violencia existió y por eso considera que existe delito de rebelión".

Además señala que "en los esquemas democráticos de la Europa que nos rodea, puede rechinar un poco que un Parlamento pueda producir un delito de rebelión" y añade que "la conspiración me encaja menos en un delito de esta naturaleza porque es cuando se reúnen dos o más personas y deciden ejecutarlo. La conspiración queda en el mundo de la ideación, y llevarlo ante un Tribunal como un hecho es difícil".

Sin embargo, el abogado Fuster Fabra discrepa con la opinión del juez emérito y señala que "es posible que sean absueltos de algunos delitos, pero lo que dice el auto es que hay un conglomerado de personas que se reparten los papeles y entre las cosas que hacen es sacar una masa de gente a la calle y una vez que están en una situación difícilmente controlable" y considera que "indiciariamente creo que sí hay un germen de violencia".

Sobre la posible excarcelación de los presos, José Antonio Martín Pallín cree que "la excarcelación no tiene nada que ver con el delito, está regulada y ahí el juez tiene unos parámetros que tiene que examinar como el riesgo de fuga, la reiteración delictiva o la destrucción de pruebas" y considera que no hay posibilidad de destruir pruebas porque se trata de una votación que fue televisada, no hay riesgo de fuga y sobre la reiteración delictiva asegura que "después de lo que declararon ayer pueden volver a declarar poéticamente la república y decir que son los verdaderos representantes del pueblo catalán, pero no tiene entidad delictiva".

Preguntados sobre las palabras de Puigdemont en las que habla de presos políticos, el abogado José María Fuster Fabra señala que "es un lenguaje tan absolutamente perverso y tan absurdo. Hay muchos independentistas que tienen cargos públicos y que no están en prisión. La gente que está en prisión es por haber hecho unas cosas, no por haber dicho unas cosas".

En cuanto a si lo lógico sería que las tres causas se reagrupen, el juez emérito del Supremo considera que sí porque "después de leer el auto, todo apunta a que hay una especie de cabeza pensante ideológica, que no es solo Forcadell, y detrás una cadena. Esto es lo que hemos hecho siempre en causas en las que hay aforados, porque lo manda la ley".

Sobre las declaraciones del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, que decía que lo que tiene que hacer un juez es valorar la ley, Martín Pallín señala que "incluso antes de que muriese Franco se modificó el título preliminar del Código Civil y se dice clarísimamente que en Derecho hay que interpretarlo con arreglo a la realidad social" y explica que "no creo que lleguemos a las elecciones con presos porque no se haría con normalidad" y considera que si la causa la juzgara el Supremo, "se aplicarían medidas parecidas con fianza y la causa entrará en fase de letargo porque nadie va a mover una letra para que antes del 21 no se haga ningún acto judicial que influya en las elecciones".

Por su parte, Fuster Fabra señala que "puede haber cambios de estrategia procesal y si yo fuera su abogado pediría una declaración voluntaria tipo la que ha hecho Forcadell y con toda seguridad se modificaría la decisión".

Publicidad