Comisión Kitchen

María Dolores de Cospedal, en la comisión Kitchen: "No entré en política para meter la mano en la caja"

La exsecretaria general del PP se ha acogido a su derecho a no declarar después de que la Fiscalía -presente en la comisión- recurriese el auto de la Audiencia Nacional en el que se fallaba que no tenía ninguna responsabilidad en la Operación Kitchen.

Publicidad

María Dolores de Cospedal se ha acogido este jueves a su derecho a no declarar en la comisión Kitchen, que investiga la presunta trama parapolicial para espiar y robarle documentación al extesorero del PP Luis Bárcenas. Pese a todo ha intervenido en varias ocasiones para puntualizar lo que, a su entender, eran errores o ataques "injustificados y falsos" de la acusación.

Una de esas ocasiones ha sido tras la intervención de Josep Pagès i Massó, del Grupo Parlamentario Plural, quien ha acusado a la exdirigente 'popular' de "meter la mano en la caja". Cospedal ha pedido la palabra para decirle a Pagès que "usted ha que 'hay otros políticos, seguramente como su señoría, que se dedican a la política por altas aspiraciones y otros para meter la mano en la caja'. No es mi caso, señoría. Y si me dice esto en la calle le tendría que pone runa querella".

Cospedal se acoge a su derecho a no declarar

Cospedal, secretaria general del PP entre 2008 y 2018, ha empleado los primeros minutos de su comparecencia, antes de que el diputado socialista Felipe Sicilia hiciera sus preguntas, para mostrar su intención de que no iba a emitir ninguna "contestación".

"Existe un procedimiento judicial en el que se está dirimiendo lo mismo que en esta comisión. En dicha causa fui declarada exenta de toda responsabilidad. Como el auto ha sido recurrido, por respeto a la separación de poderes me acojo a mi derecho a no declarar", ha explicado.

"Por respeto a la división de poderes"

Cospedal ha señalado que el hecho de que "tanto la Fiscalía como dos grupos políticos presentes en la comisión" recurriesen el auto podría afectar al principio de división de poderes, motivo por "el que no voy a declarar", ha añadido.

La exsecretaria general del PP también ha alegado como razones para guardar silencio "mi derecho a una defensa justa" mientras se decide sobre la reapertura del auto sobre la operación Kitchen en el que Cospedal fue declarada -ha insistido- "exenta de toda responsabilidad".

Cospedal, penúltima compareciente de la comisión, que espera el próximo lunes al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, ha llegado al Congreso acompañada de la portavoz del PP, Cuca Gamarra, y ha declinado hacer declaraciones a los medios de comunicación.

Declaración ante la Audiencia Nacional

Tanto Cospedal como su marido, Ignacio López del Hierro, tuvieron que declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, ante el que admitieron las reuniones con Villarejo, pero no así haberle realizado encargos ni estar implicados en el espionaje al extesorero Bárcenas diseñado presuntamente en 2013 con medios y fondos de Interior para hacerse con la información que comprometía a la cúpula del PP y del Gobierno de Mariano Rajoy.

La entonces dirigente del PP también negó que el policía Andrés Gómez Gordo, que fue su jefe de seguridad cuando gobernó Castilla-La Mancha y es otro de los principales imputados en la causa, le comentase nada de la operación o de la captación del chófer de Bárcenas como confidente.

Las explicaciones de la exsecretaria general del PP convencieron al juez, que la dejó fuera de la causa a diferencia de lo que ocurrió con el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, o el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ambos procesados.

Publicidad

Íñigo Errejón

Suspenden el juicio contra Íñigo Errejón por la presunta patada a un hombre

La vista ha sido suspendida a los pocos minutos de su comienzo porque la Fiscalía ha pedido la retirada de la jueza por ser la misma magistrada que realizó la instrucción. Errejón niega la agresión y dice que todo ha sido un disparate.

Ione Belarra

Ione Belarra comienza una ronda de consultas para sacar adelante, y sin cambios, la ley de vivienda

Desde el Ministerio de Derechos sociales, cartera perteneciente a la rama de Unidas Podemos, se muestran preocupados por que el PSOE "pueda echarse atrás en los aspectos más ambiciosos de la ley".