La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena ha llegado a las 9 horas al registro de la Plaza de la Villa para renunciar a su acta de concejala en el Consistorio de la capital.

Lo ha hecho acompañada por su escolta y sin querer hacer declaraciones a los medios. "Yo ya no soy nadie", ha dicho entre sonrisas a los periodistas.

En la Plaza de la Villa ha sido recibida por el secretario del Pleno, Federico López de la Riva, ante quien entregará el acta.