EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Manuel García Castellón, el juez que sustituirá a Velasco para encargarse de casos como Lezo y Púnica

El juez Manuel García Castellón volverá en las próximas semanas a la Audiencia Nacional para encargarse de casos como Lezo o Púnica en sustitución de Eloy Velasco. Anteriormente se ocupó de grandes sumarios, como el del caso Banesto, en el que ordenó el ingreso en prisión de Mario Conde.

La Audiencia Nacional

Publicidad

EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Manuel García Castellón, el juez que sustituirá a Velasco para encargarse de casos como Lezo y Púnica

El juez Manuel García Castellón volverá en las próximas semanas a la Audiencia Nacional para encargarse de casos como Lezo o Púnica en sustitución de Eloy Velasco. Anteriormente se ocupó de grandes sumarios, como el del caso Banesto, en el que ordenó el ingreso en prisión de Mario Conde.

El juez Manuel García Castellón, que volverá en las próximas semanas a la Audiencia Nacional para encargarse de casos como Lezo o Púnica en sustitución de Eloy Velasco, se ocupó anteriormente de grandes sumarios, como el del caso Banesto, en el que ordenó el ingreso en prisión de Mario Conde.

García Castellón (Valladolid, 1952) es un magistrado con una larga trayectoria y gran experiencia de lucha contra el terrorismo (instruyó el sumario por el asesinato de Miguel Ángel Blanco) o la cooperación internacional (fue nombrado juez de enlace con Francia para la cooperación antiterrorista en mayo de 2000).

De orientación conservadora (perteneció a la Asociación Profesional de la Magistratura), fue nombrado magistrado de enlace con Italia en febrero de 2012, destino que ha decidido abandonar ahora para regresar al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. A ese tribunal llegó en 1993 para sustituir a Baltasar Garzón cuando éste se incorporó a las listas del PSOE. Lo abandonó hace 17 años.

Durante aquella etapa el magistrado investigó, entre otros, sumarios como el del traficante de armas sirio Monzer Al Kassar o el abierto contra agentes de la Unidad Central de Investigación Fiscal y Antidroga de la Guardia Civil (UCIFA) por tráfico de estupefacientes, así como algunos flecos del caso contra los GAL.

Cuando, en mayo de 1994, Garzón regresó a la Audiencia, García-Castellón pasó del Juzgado número 5 al 3, del que era titular Miguel Moreiras, para encargarse de delitos monetarios. Así cayó en sus manos el caso Banesto.

El 15 de noviembre admitió a trámite la querella de la fiscalía de la Audiencia contra Mario Conde y nueve ex directivos del Consejo de Administración del banco, todos ellos acusados de falsedad y apropiación indebida. Un mes después, el juez ordenó el ingreso en prisión del ex consejero delegado de Banesto, Arturo Romaní, y del principal acusado, Mario Conde.

Publicidad