Colectivos feministas se han manifestado al inicio del debate ante las puertas del Parlamento con el lema "Ni un paso atrás en igualdad y diversidad. Nuestros derechos no se negocian". También han convocado manifestaciones para la tarde en varias ciudades. Nos lo cuenta Eva Braña desde las puertas del Parlamento.

Dicen que el pacto de gobierno en Andalucía entre PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox, es una negociación de "nuestros derechos, usándolos como moneda de cambio y negando la incuestionable realidad de la violencia machista y racista".

Los socialistas han facilitado medios para estas convocatorias y se suman a ellas. Su candidata, Susana Díaz, ha dicho que "comparto que no se debe dar un paso atrás en la defensa de la vida de las mujeres y en la defensa de la lucha contra la violencia machista".

El líder de Ciudadanos en Andalucía, candidato a vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha declarado que respeta el derecho a manifestarse, pero que "le parece un poco precipitado" ya que todavía no ha tomado posesión el gobierno y no hay intención de cambiar ninguna ley en lo referido a derechos de las mujeres, la igualdad y los derechos.