120.00

Publicidad

Coronavirus

Madrid pedirá el pase a la fase 3 de desconfinamiento en la desescalada por el coronavirus el 22 de junio

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha avanzado que pedirán la próxima semana que no desean avanzar a la fase 3 del coronavirus hasta que termine el periodo de estado de alarma, el día 22 de junio.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha avanzado los planes del Gobierno regional de solicitar el pase a la fase 3 de la desescalada del confinamiento por el coronavirus el 22 de junio. "Seguimos mejorando, de forma sustancial, en todos los aspectos sanitarios de esta crisis, lo que nos va a permitir solicitar, el próximo lunes, el pase a la fase 3 el próximo 22 de junio", ha anunciado el consejero en una comparecencia en la Comisión de Sanidad de la Asamblea.

Los datos

Escudero ha expuesto datos asistenciales, para constatar que el descenso de casos Covid-19 en Madrid entre el día de hoy y el pico máximo de la epidemia, entre el 27 de mayo y el 1 de abril "es muy significativo". En concreto, ha señalado que el número de pacientes hospitalizados ha bajado más del 97,50 por ciento, y se sitúa por debajo de los cuatrocientos (369). El número de pacientes en UCI ha disminuido un 90,58 por ciento, por debajo de los 150 ingresados (122). En cuanto a los fallecidos, han descendido un 99,42 por ciento, aunque el consejero ha destacado que sigue habiendo, 3 el pasado miércoles.

Urgencias

El número de pacientes pendientes de ingreso en Urgencias ha descendido en más del 95,14 por ciento, otro dato para avanzar a la fase 3, pero con cautela. En concreto, este jueves había un total de 144 pacientes pendientes de ingreso, y solamente un 4 por ciento lo era por sospecha de Covid. Asimismo, el número de pacientes en seguimiento domiciliario en Atención Primaria ha bajado más de un 90 por ciento. En cuanto el número de pacientes con PCR positiva, ha recordado que llegó a alcanzar los 3.300 diarios, pero en la última semana se sitúa en los 50 de media, un descenso que "se nota semana a semana". En este sentido, ha apuntado que "solo en la última semana ha descendido un 43 por ciento el número de nuevos ingresos en hospitalización", al pasar de 359 a 203.12.000 PCR.

Pruebas de detección

El consejero de la Comunidad de Madrid ha indicado también que desde el 11 de mayo hasta la actualidad, se han realizado 101.169 PCR (3.613 de media al día) y 2.646 han dado positivo (94 de media al día), por lo que "solo un 2,6 por ciento de los sospechosos ha dado positivo". Por niveles asistenciales, en atención primaria, ha habido 409 positivos, con una media diaria de 14 casos, de manera que "solo el 1,5 por ciento de los casos sospechosos a los que se les ha realizado PCR han dado positivo". En cuanto a la atención hospitalaria, ha habido 2.237 casos positivos, con una media diaria de 79 casos, de forma que "solo el 3,02 por ciento de los casos sospechosos a los que se les ha realizado PCR han dado positivo". También ha precisado que a día de hoy se realizan en torno a 12.000, aunque ha reiterado que el sistema tiene capacidad para alcanzar las 20.000, lo que supone que dispone de capacidad suficiente para asumir la demanda actual, e incluso un previsible brote.

Control rápido

Por otra parte, ha asegurado que siguen potenciando el control de casos sospechosos, a través del Sistema para la detección y seguimiento de contagios y contactos, un programa coordinado por Salud Pública, que incluye, además, a todos los hospitales públicos y privados de Madrid, Atención Primaria y SUMMA. Escudero ha agregado que la Consejería de Sanidad está "poniendo en marcha los cambios necesarios para retomar progresivamente la actividad habitual del centro de salud y a organizar la atención presencial de los pacientes". "Contamos con una capacidad asistencial y una planificación de los recursos adecuada para culminar con éxito este proceso de desescalada. Y también que estamos preparados ante la posibilidad futura de nuevos repuntes epidémicos", ha garantizado, lo que complicaría el esperado avance a la fase 3.

Publicidad