Madrid

Madrid acusa a Rusia de "estrategias desestabilizadoras" tras hacerse público el vídeo de la broma a Almeida

Desde el ayuntamiento aseguran que son víctimas de una "estafa múltiple" y ya denunciaron los hechos el 25 de junio tras ser conscientes de la situación.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida EFE

Publicidad

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, fue víctima de una broma por parte de dos humoristas rusos el pasado 25 de junio. Vovan y Lexus, el ahora conocido dúo, hicieron pública la grabación de la videollamada en los últimos días y las respuestas en redes sociales no se han hecho esperar.

Durante la conversación, los cómicos se hacen pasar por el alcalde de Kiev (Ucrania), el exboxeador Vitali Klitschko, y ponen a Almeida en situaciones complicadas y embarazosas. Tras las críticas por los comentarios fuera de tono, el ayuntamiento madrileño ha alegado ser víctima de una "estafa múltiple" orquestada por el gobierno de Vladimir Putin.

Madrid interpuso una denuncia el mismo 25 de junio y la policía investiga los hechos

"Es una estafa múltiple de las herramientas de propaganda rusa", comentan a EFE fuentes municipales. "No vamos a dar pábulo a ninguna de las estrategias desestabilizadoras de Rusia", añaden.

La grabación, de unos 15 minutos, no deja en buen lugar al dirigente madrileño y aborda temas delicados como el trato a los refugiados ucranianos o la guerra Ucrania-Rusia. Sin embargo, es en su fase final cuando el tono de la conversación da un giro drástico y desde Madrid cortan la comunicación al ser conscientes de la extraña situación.

"Cuando se observó el tono y contenido de la llamada, además de cortarla, se puso una denuncia inmediatamente ante la policía, que sigue investigando", recuerdan desde el ayuntamiento, que hizo público el suceso el mismo 25 de junio.

Más afectados en Europa y España

La pareja formada por Vovan y Lexus ya es un habitual de este tipo de vídeos. Varios de los dirigentes más importantes de Europa han caído en sus redes y se han visto engañados por un dúo que sigue buscando nuevas víctimas.

En España, los humoristas rusos ya tuvieron su cuota de protagonismo en 2017 tras una broma a María Dolores de Cospedal en la que fingieron ser miembros del ministerio de Defensa de Letonia. En ella aseguraban a la entonces ministra de Defensa española que Carles Puigdemont era un espía ruso.

El ahora ex primer ministro de Reino Unido Boris Johnson y los alcaldes de otras grandes ciudades del continente como los de Berlín, Viena o Varsovia sufrieron los estragos del peculiar humor de Vovan y Lexus.

Publicidad