Josu Ternera se escondía desde hace algún tiempo, antes de ser detenido, en una zona turística de los Alpes franceses, cerca de las fronteras de Suiza e Italia para una posible huida. Se hacía pasar por un escritor venezolano y apenas se relacionaba con nadie.

En el pueblo todavía están sorprendidos de que uno de sus vecinos tuviera ese historial terrorista.

El alcalde del pueblo dice que "nos hemos dado cuenta de que hemos albergado a alguien que tenía las manos manchadas de sangre y eso es terrible. Cuando alguien se esconde en un sitio turístico a priori se confía en todo el mundo, pero claro, puede haber un terrorista o un bandido".

El histórico dirigente ha ingresado este viernes en prisión en París para cumplir la pena de ocho años que tenía pendiente en Francia.

También te puede interesar...

Josu Ternera vivía solo en un refugio de montaña y llevaba 4.000 euros en el momento de su detención