120.00

Publicidad

Coronavirus

Las comunidades reclaman que el Gobierno se implique para hacer frente a la nueva oleada de coronavirus

Normalmente reclaman competencias, pero en este caso las comunidades buscan coordinación ante la oleada de rebrotes de coronavirus y su difícil gestión desde cada territorio. También dinero, claro.

Un reparto justo del fondo de recuperación europeo y mayor coordinación ante los brotes de coronavirus serán algunas de las demandas que plantearán los responsables de los Gobiernos autonómicos al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en la próxima Conferencia de Presidentes. Las comunidades reclaman al Gobierno un papel más activo en esta fase, aunque el ejecutivo repita una y otra vez que colabora intensamente.

¿Hay coordinación?

La reunión se produce en un momento complicado en materia de salud pública, porque se han multiplicado los brotes de contagios repartidos por toda la geografía española. Desde el final del estado de alarma las competencias sobre la gestión de la pandemia están en manos de las comunidades, cosa que algunos -sobre todo Cataluña- habían reclamado reiteradamente. Pero por otro lado se ha visto la dificultad para dictar normas, más allá de recomendaciones, cuando hay que tomar decisiones drásticas: confinamientos o restricciones tienen que pasar por un juzgado para validarlas. Y además se ha visto la permeabilidad de los contagios entre comunidades. El más evidente la transmisión entre Cataluña y Aragón. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha deslizado que el Ministerio de Sanidad no debe ser un comentarista de la situación.

¿Y el dinero europeo?

La Conferencia de Presidentes se celebrará diez días después de que en Bruselas se lograse el acuerdo para el fondo de recuperación europeo, de 750.000 millones de euros. Para poder financiar este fondo, Europa emitirá deuda conjunta por primera vez. A España le corresponderán 140.000 millones, de los que algo más de la mitad serán ayudas a fondo perdido y el resto en créditos. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó que el presidente desea mantener la línea de diálogo abierta con los gobernantes autonómicos desde que se inició la crisis del coronavirus y quiere también explicar en este encuentro lo que supone el fondo europeo. El Gobierno, añadió, entiende que todos los presidentes deben involucrarse en las medidas para la recuperación. "Es imprescindible contar con ellos", dijo Montero. Y del fondo europeo quieren hablar también los presidentes autonómicos, que esperan de Sánchez un mayor detalle sobre cómo se va a repartir.

Planes nacionales

Así, un reparto "justo" piden presidentes como el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, o el murciano Fernando López Miras. Revilla espera que no sea como la distribución de fondo Covid-19, que consideró "absolutamente injusta" para su comunidad. Habrá otras demandas económicas, como la que hará Navarra para que se "clarifiquen" sus posibilidades financieras tras quedar fuera del fondo Covid debido a su régimen fiscal propio. Y el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, ha dicho que propondrá en la reunión una revisión de la financiación autonómica "habida cuenta del éxito" logrado con el fondo europeo. El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, planteará por la necesidad de establecer una coordinación a nivel nacional y de contar con una legislación adecuada para que las autonomías puedan actuar cuando surja un brote en su territorio. En este sentido, Feijóo ya ha reclamado en varias ocasiones al Gobierno central un plan de brotes nacional y que se reforme la Ley Orgánica de Salud Pública de manera que, sin tener que declarar el estado de alarma. La Xunta pone como ejemplo de descoordinación el asunto de las mascarillas. La mayor parte de las comunidades obligan a utilizarlas, pero Madrid, una de las más golpeadas por la pandemia, ha decidido no hacerlo. En este capítulo, Emiliano García-Page, reclamará, por su parte, que se cree una reserva estratégica de medicamentos y de vacunas contra la COVID-19, cuando ésta se desarrolle, para evitar problemas de falta de suministro como ocurrió en su momento con las mascarillas. El Gobierno en cualquier caso ya se ha comprometido a preparar dichas reservas.

Publicidad