REACCIONES AL VIAJE DE PUIGDEMONT

Los partidos critican la huida a Bruselas del expresident de la Generalitat Carles Puigdemont

El PP considera un insulto a los catalanes que Puigdemont haya señalado que "no puede regresar porque su integridad física corre peligro" y Ciudadanos cree que no tiene "ningún sentido" que el expresident pueda acogerse al derecho de asilo en Bélgica.

Publicidad

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont acaparó la atención de los medios en Bruselas, con una rueda de prensa multitudinaria marcada por la incógnita sobre la duración y el motivo de su estancia en esta capital y la situación en Cataluña.

En vísperas de dos días festivos consecutivos en las instituciones europeas, los medios de comunicación en Bruselas no esperaban sobresaltos, pero tras conocerse este lunes la presencia de Puigdemont en Bélgica tuvieron que desplegar sus equipos. Tras una jornada de incertidumbre el lunes, en la que la prensa montó guardia hasta en tres lugares distintos de la ciudad, a la espera de que compareciera en algún momento, finalmente Puigdemont convocó para este martes a los medios.

La rueda de prensa diaria de la Comisión Europea tuvo muchísimos menos asistentes de lo habitual, casi sin público, al celebrarse solo media hora antes que la convocada por Puigdemont. Ya una hora antes de su llegada, decenas de corresponsales, cámaras y fotógrafos se concentraban en el Press Club de Bruselas, el lugar elegido a última hora para la conferencia de prensa ante el rechazo del Résidence Palace, sede de varios medios nacionales e internacionales gestionada por los servicios del primer ministro belga, Charles Michel, para acoger la intervención.

A su llegada, Puigdemont fue increpado por varios ciudadanos que ondeaban banderas españolas y europeas a gritos de "vergüenza", "No en mi nombre" y "viva España, viva Cataluña". "No hay motivo para romper" con España, dijo uno de los manifestantes, que portaba una bandera española y otra europea y expresó su deseo de que "todo vuelva al orden".

Al otro lado de la entrada, vallada y con un gran dispositivo de seguridad, un grupo de independentistas flamencos mostraron "simpatía" con el movimiento nacionalista catalán con banderas 'estelades'. "Trabajo en el Parlamento Europeo y apoyo la causa de los catalanes como independentista flamenco. Para nosotros es un gran ejemplo, están mostrando el camino y lo observamos con mucha atención", afirmó Woueer.

Un viaje criticado por todos los partidos constitucionalistas.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, cree que no tiene "ningún sentido" que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pueda acogerse al derecho de asilo en Bélgica, recordando que se le juzgará por "incumplir" el Código Penal y no por sus "ideas" independentistas.

Rivera, que ha asistido a un acto de entrega de los premios a los autónomos de 2017, organizado por ATA, ha subrayado que el Código Penal se aplica a todo el mundo "por igual", se llame uno Puigdemont, Junqueras "López o Sánchez". Y en el caso del expresidente catalán son los jueces y fiscales quienes tienen que evaluar la situación -ha añadido- y decidir qué delitos le acaban imputando.

La Justicia española "actúa y es firme" a la hora de defender la democracia, ha respondido Rivera sobre las dudas jurídicas que pudiera haber a la hora de acusar a Puigdemont del delito de rebelión, como ha solicitado el Ministerio Público, además del de sedición y malversación de caudales públicos.

El líder de la formación naranja ha vuelto a llamar a todos los catalanes a "llenar las urnas" el 21 de diciembre para "echar" a Puigdemont y al que fue su vicepresidente, Oriol Junqueras, al considerar que Cataluña no se merece "perder la dignidad" así.

"Huir de esa manera, engañando a la gente por la puerta de atrás no nos lo merecemos", ha recalcado Rivera, apostando, en su lugar, por un gobierno "decente, digno y para todos los catalanes" como el que espera llegue a formar la líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Consciente de que sola no podrá hacerlo, Ciudadanos -ha recordado- ha puesto sobre la mesa la idea de que todas las fuerzas constitucionalistas apoyen la lista más votada al entender que es algo "de sentido común", sobre todo en este momento Cataluña.

En cambio, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha defendido que "no toca" hablar de pactos postelectorales, como el propuesto por Inés Arrimadas, cuando aún no se ha votado y ha asegurado que el PSC será segunda fuerza en las elecciones del 21 de diciembre, tras Esquerra (ERC).

En el Partido Popular, González Pons, ha señalado en una entrevista en Espejo Público que ningún representante ha querido recibir a Puigdemont porque "lo ven como un personaje bufo" y García Albiol considera que el expresident insulta a los catalanes "cuando afirma que no puede regresar porque su integridad física corre peligro".

Publicidad