Ciudadanos ha evitado criticar el tuit sobre el Open Arms de uno de sus diputados, Marcos de Quinto, en el que cuestionó a "alguno de sus bien comidos pasajeros", lo que le ha llevado a enzarzarse con otros dirigentes políticos e incluso recibido críticas de su misma formación.

El viernes por la noche, De Quinto -miembro de la ejecutiva nacional de Cs- había publicado un tuit en el que afirmaba que "la piadosa teocracia izquierdista envía a la hoguera a quien se le atisbe un mínimo comentario crítico sobre el Open Arms y alguno de sus bien comidos pasajeros (que costearon su pasaje con las mafias)".

El diputado liberal se ha enzarzado en una pelea por Twitter con el presidente de FACUA-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, tras las críticas de éste por sus dichos sobre el barco de migrantes, y lo ha llamado "miserable" que "vive de la extorsión y el sectarismo".

 

Esta mañana, la cuenta oficial de Twitter de Podemos ha citado lo dicho por De Quinto y ha cuestionado los "insultos y vejaciones a varios usuarios" que se unían a las críticas y ha calificado los hechos como algo "intolerable para un representante público".

De Quinto ha publicado este domingo un nuevo tuit en el que dice "no" estar "acostumbrado" ni querer acostumbararse a que la gente lo "insulte" y que "a quien no le guste" lo que él escriba, que "no lo lea". "Lamento que alguna vez haya respondido con la misma moneda, pero no es agradable tener que soportar continuamente a tanto deficitario educacional", ha concluido De Quinto en la red social.

 

Desde su partido no lo respaldan pero tampoco le han desautorizado. "Yo no voy a comentar los tuits de compañeros de partido. Al final hay un problema de fondo que es que no se está poniendo coto a las mafias en los países de origen, no se están ofreciendo soluciones coordinadas desde la Unión Europea", afirma el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado.

El portavoz