187

Publicidad

Desempleo

Aumenta un 20% las familias en situación de riesgo en Linares, una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus

Linares es la ciudad de más de 20.000 habitantes con más paro de España, una situación que se ha visto agravada por las consecuencias del coronavirus. La localidad andaluza ha visto aumentar en un 20% las familias en situación de riesgo, y cada vez son más las que acuden a comedores sociales para poder subsistir.

Uno de los efectos de la pandemia del coronavirus ha sido la consecuente crisis económica. Linares es uno de los pueblos que vive con más dureza la pesimista situación de sus vecinos, donde cada vez son más las familias que sufren la falta de ingresos y las consecuencias del desempleo.

Linares es actualmente la ciudad de más de 20.000 habitantes con más paro de España, una situación que se ha visto agravada ante la pandemia del coronavirus. La tasa de desempleo de la localidad se sitúa en el 30,9%, mientras que las familias en situación de riesgo han aumentado un 20% en los últimos 10 meses del año.

“A raíz de la pandemia empezó a faltar trabajo. Llevo sin ingresos desde que empezó la pandemia. Tanto yo como mi hermano”, explica uno de los vecinos de la localidad andaluza.

Como él, otras tantas familias se han visto obligadas a apoyarse en el resto de vecinos de la localidad, que ayudan en los comedores sociales y les ofrecen productos de primera necesidad para que puedan subsistir a las consecuencias de la pandemia.

"Son familias que necesitan comida, medicamentos, ropa... Vecinos nuestros que tenían para comer, su trabajo, sus cosas, y ahora tienen que venir aquí", lamentan.

Los comedores sociales de Linares reparten más de 100 menús diarios

Uno de los comedores sociales de la localidad andaluza de Linares saca más de 100 platos de comida al día. "Necesitan todo tipo de ayuda", confesaba una de las voluntarias.

La suma de desempleo y coronavirus ha obligado incluso a convertir la sacristía de la ciudad en un almacén para los productos de primera necesidad. "Siempre que abrimos aparecen una o dos familias nuevas. Nunca había visto Linares así", cuentan.

Mientras, otros subsisten como pueden. “Mi hija es una chiquilla discapacitada que tiene 300 euros de pensión y con eso salimos. Sino, no tendríamos nada”.

Este contexto de precariedad pone en situación de riesgo a los vecinos de Linares, que viven cada vez con más dureza las consecuencias de la pandemia del coronavirus y la situación de desempleo que deja tras su paso.

Publicidad