120.00

Publicidad

Regularización fiscal

Las tarjetas opacas del rey Juan Carlos entran en el debate político

El nuevo episodio relacionado con el rey Juan Carlos a propósito de su posible regularización fiscal incrementa las diferencias entre los partidos sobre la institución monárquica. También dentro del Gobierno.

El Gobierno dice que desconoce si Don Juan Carlos ha solicitado la regularización de fondos utilizados con tarjetas opacas a Hacienda, pero pide que se le trate como a un ciudadano más. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, mantiene que "la ley es igual para todos, ha de cumplirse exactamente igual, en sentido negativo como positivo". Su compañero, el presidente valenciano, Ximo Puig, lo califica de poco "edificante" el caso.

Podemos señala

Aunque sus socios de Podemos son más críticos. El portavoz parlamentario, Pablo Echenique, afirma que con esa acción el rey emérito "está confesando que ha defraudado a Hacienda".

Populares y Ciudadanos lo separan de la institución

Otros como el popular gallego Alberto Núñez Feijóo ve bien que quiera cumplir con Hacienda: "Cualquier persona que quiera regularizar me parece bien que se haga de oficio". Desde la Comunidad de Madrid, su consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, prefiere referirse a la corona como símbolo de la unidad y continuidad.

En Ciudadanos creen que hay que separar: lo que haga el rey emérito no debe perjudicar a Don Felipe.

Publicidad