Cinco años después de su fundación y el día en el que Iñigo Errejón, el que fuera emblemático número dos del partido, ha decidido desmarcarse de la formación, la situación territorial de Podemos es complicada, con una marca electoral cada vez más discutida y fuertes discrepancias con las confluencias.

Además de Madrid, Cantabria, La Rioja y Navarra son los territorios donde Podemos afronta más dificultades. En Cantabria y La Rioja se han paralizado las primarias por decisión judicial.

En Navarra han expulsado a dos diputados oficialistas y pueden perder la presidencia del parlamento foral. Dirigentes enfrentados, gestoras, procesos de primarias judicializados. Este es el mapa autonómico que afronta el partido.