250

Publicidad

2020

El vídeo con las imágenes inolvidables de 2020, el año del coronavirus

Un año difícil de vivir y difícil de olvidar. Estas son las imágenes que no se van a borrar de nuestra memoria. El vídeo con las imágenes del año 2020.

El año 2020 será desde luego recordado, y más que eso, inolvidable para todos por lo contrario del sentido que le solemos dar a esa palabra. Quedará permanentemente en la memoria y, lo que es peor, sus secuelas tardarán todavía en despejarse. Palabras como pandemia, confinamiento, alarma o mascarilla irán asociadas inevitablemente a este 2020. Y sobre todo una: coronavirus. Junto a ellas imágenes que no esperábamos ver nunca y que también quedarán en la memoria visual para toda la vida. Algunas de las más significativas están en este vídeo.

2020 en estado de alarma

Muchos no sabían lo que era un estado de alarma, prácticamente inédito en nuestro país. Sin embargo casi la mitad del año hemos vivido en esa situación excepcional. De los 366 días que ha tenido este 2020 España habrá pasado 162 en estado de alarma por la pandemia de coronavirus.

El primero comenzó el 14 de marzo de 2020 y llegó hasta el 20 de junio, 98 días. Experimentamos la dureza del confinamiento para tratar de contener los contagios y vivieron semanas marcadas por la tragedia de los miles de fallecidos, el trabajo sin descanso de los sanitarios, la saturación hospitalaria y un parón económico sin precedentes. También de ese tremendo trimestre son las imágenes de los aplausos de solidaridad a las 8 de la tarde.

El segundo estado de alarma llegó el 25 de octubre, cuando la segunda ola de la pandemia era ya una realidad y porque era necesaria la cobertura legal para restricciones como el toque de queda. Se prolongará, de momento, hasta el 9 de mayo de 2021.

Nueva normalidad

Con la desescalada y la llamada nueva normalidad, la llegada del verano, la apertura total de la hostelería -incluido el ocio nocturno, que después volvió a cerrar- los brotes se fueron multiplicando y al inicio del otoño eran ya una segunda ola que a todos, incluido el Gobierno, costaba reconocer.

Aprendimos otro concepto, tan lejano de nuestras costumbres: el distanciamiento social, imprescindible, pero complicado de aplicar. Sobre todo con nuestros mayores. Ha sido y sigue siendo durísimo.

Toque de queda

Otro concepto nuevo y que suena a situaciones lejanas e impensables en nuestra sociedad. Si en la primera gran oleada de la pandemia el confinamiento fue la medida principal para atajar el virus, en esta segunda parte lo está siendo el toque de queda junto con los cierres perimetrales. Ha dejado imágenes de ciudades vacías y fantasmales.

Las cifras de la polémica

Según los datos del Ministerio de Sanidad, España superó ya los 50.000 muertos por COVID-19 desde que comenzó la pandemia, cifra que, con ser escalofriante, se queda corta frente a los cálculos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que a finales de mayo, entre confirmados y sospechosos, ya sumaba otros 19.000 fallecimientos a los del ministerio.

La inmensa mayoría de las víctimas mortales del coronavirus han sido personas mayores de 70 años y las residencias el principal punto negro de esta estadística.

Paro y ERTE

La pandemia se llevó en sus meses más duros un millón de empleos en España, de los que se han recuperado la mitad. La tasa de desempleo sigue siendo muy elevada y según el último dato de la EPA, el del tercer trimestre de 2020, estaba en el 16,4 por ciento. Provocó también que hasta 3,4 millones de trabajadores estuviesen suscritos a expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE). En la actualidad están en esta situación 750.000 personas.

Todos los sectores se han visto afectados por la crisis que ha traído el coronavirus. Pero el de la hostelería ha sido sin duda uno de los más azotados, porque se ha visto obligado a parar varias veces -en el caso del ocio nocturno mucho más- para contener los contagios. Un año con los bares casi vacíos en España, otro conjunto de escenas impensables.

Se nota, sobre todo, en el aumento de la pobreza, y en imágenes como las colas interminables de personas vulnerables para recoger comida o las campañas de alimentos en los supermercados para animar a los ciudadanos a entregar algún kilo (o los que quisiera) de alimentos para los más necesitados.

Mascarillas, hidrogel... y papel higiénico

Saber lavarse las manos ha pasado a ser una actividad imprescindible, las mascarillas (quirúrgicas, FPP2, FPP3, higiénicas, lisas, estampadas) ya son el complemento de vestuario más visible. Y sin olvidar los estantes de harina o papel higiénico vacíos en los supermercados.

Todos ante las pantallas

Nadie imaginaba en 2019 que este año 2020 iba a tener una entrevista de trabajo, una reunión de la oficina, el aperitivo del domingo o la fiesta de cumpleaños a través de la pantalla del ordenador. La tecnología ha sido la mejor amiga en el confinamiento y una herramienta imprescindible para una economía rendida al teletrabajo por obligación. Y la televisión la mejor compañera para tantas horas en casa.

Gobierno de coalición

Todo esto le ha tocado gestionarlo al primer Gobierno de coalición que se forma en España en esta etapa democrática. Al inicio del año, Pedro Sánchez era investido presidente y formaba un Gobierno en minoría con Podemos. Que ha vivido numerosas tensiones con la oposición y con las comunidades autónomas a cuenta de su gestión. Y porque un tira y afloja constante entre los propios socios del Gobierno, sobre todo con las medidas económicas a tomar, pero también con el relato. Podemos ha presionado públicamente en numerosas ocasiones para pedir determinadas actuaciones o ha tratado de arrogarse muchas de ellas para que Moncloa no se apuntase todos los tantos.

El pasado 22 de diciembre de 2020 el Senado aprobaba definitivamente los Presupuestos Generales del Estado para 2021 y las cuentas elaboradas por Cristóbal Montoro durante el Gobierno del PP dejarán de estar en vigor el próximo 1 de enero, 918 días después. Salieron adelante con una mayoría holgada y superior a la de la investidura, porque partidos como ERC y Bildu, que se habían abstenido entonces, los apoyaron, mientras Ciudadanos -como quería Podemos- se separaba de Pedro Sánchez.

Si aquí la política ha sido todo menos aburrida, qué decir de Estados Unidos y la polémica -hasta el final- presidencia de Donald Trump. O la casi interminable negociación entre la Unión Europea y Reino Unido para desarrollar el Brexit. Una UE de la que esperamos 140.000 millones que ayuden a salir de la crisis del coronavirus.

Juan Carlos I

A la lista de personajes del año, populares hasta el infinito en los miles de memes compartidos, por muy diferentes motivos, como Fernando Simón, Isabel Díaz Ayuso, Rafa Nadal o Maradona, se sumó, por distintos motivos una figura hasta ahora incuestionable. La salida de España de Juan Carlos I hubiera copado, si cabe, incluso más portadas que en este aciago 2020, pero el caso es que, con virus o sin virus, el anuncio el 3 de agosto de que el rey emérito había abandonado el país para instalarse en Emiratos Árabes fue una de las noticias de los últimos años. En la carta en la que le anunciaba a su hijo que se marchaba de España, aludía a la repercusión pública de "acontecimientos pasados" de su vida privada. La Fiscalía del Tribunal Supremo le investiga por sus presuntos negocios ocultos en el extranjero.

Vacunas

El regalo de fin de año ha sido la llegada de las primeras vacunas contra la COVID-19. La ciencia ha superado cualquier récord imaginable en esta carrera, aunque hay todavía muchos escépticos y recelosos sobre ellas.

El momento en que Araceli, una anciana de 96 años residente en el centro de mayores Los Olmos de Guadalajara, recibió la vacuna es una de las imágenes de este 2020. Probablemente la más esperanzadora de todas.

Ingreso mínimo vital

Era la medida estrella de la legislatura, pero se aprobó en un contexto de todo menos triunfal, al inicio de esta crisis y cuando miles de hogares necesitan más que nunca esta prestación para dejar atrás la pobreza. Ha estado marcada por las dificultades en su puesta en marcha, y el Gobierno ha admitido que no llegará a su objetivo de 800.000 beneficiarios para este año: Hasta diciembre, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha reconocido a casi 160.000 hogares el Ingreso Mínimo Vital, de forma que la prestación llega a más de 460.000 personas, el 47 % menores.

Eutanasia

Otra novedad de este año 2020 tan marcado por la muerte ha sido la eutanasia. El último pleno del Congreso del año aprobó la proposición de ley que la regulará. Será aprobada definitivamente el año que viene tras su paso por el Senado.

Publicidad