Publicidad

Barcelona

Las imágenes de la cuarta noche de protestas en Cataluña que se saldó con 4 detenidos, comercios saqueados y bancos dañados

Varios comercios han sido saqueados y siete sucursales bancarias dañadas en la cuarta noche de incidentes durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel en Cataluña.

Las protestas en Cataluña por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél se saldaron la noche de este viernes con cuatro detenidos, así como con asaltos a seis sucursales bancarias y actos de pillaje en diferentes tiendas de ropa deportiva y de moda.

Por cuarta noche consecutiva, centenares de personas han salido a la calle en Barcelona, unas 1.500 personas según la Guardia Urbana, pero a diferencia de los días anteriores, en esta ocasión los Mossos d'Esquadra han mantenido una actitud más de contención y sin apenas cargas, después de la tormenta política que se ha desatado por la actuación de los agentes durante las protestas.

La tónica de los grupos violentos ha sido la misma que en jornadas anteriores: barricadas con contenedores quemados, si bien esta noche el número de comercios saqueados y destrozos en terrazas de locales de restauración ha sido mayor.

Alrededor de las 19.00 horas de este viernes, en los alrededores de Plaza Universitat de Barcelona se han identificado varias personas y se levantaron actas de denuncia a personas que llevaban pasamontañas, esprays de pintura, martillos, bengalas, una llave para abrir puertas de farolas y una defensa extensible. Los agentes también requisaron todo este material.

A partir de las 20.00 horas se produjeron los primeros incidentes en la Via Laietana de la capital catalana, cuando diferentes grupos de personas comenzaron a lanzar piedras, pintura y pirotecnia a los agentes que protegían dependencias del Cuerpo Nacional de Policía.

La acción de los violentos se centró, también, en realizar actos de pillaje en diferentes tiendas de ropa deportiva y de moda de la zona.

También se han vivido momentos de tensión en la parte final de la Rambla, cerca de Colón, donde grupos de encapuchados han lanzado todo tipo de objetos a una comisaría de la Guardia Urbana, cuyo edificio ha tenido que ser protegido por la policía local y los Mossos d'Esquadra.

Ada Colau apoya a la policía

Tras estos incidentes por cuarta noche consecutiva, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha defendido en su cuenta de twitter que defender la libertad de expresión "no justifica en ningún caso destrozar todo tipo de mobiliario, asustar a los vecinos, perjudicar comercios afectados por la crisis o atacar medios de comunicación".

Colau ha expresado también todo su apoyo a los cuerpos de seguridad y a los servicios de emergencia que "trabajan para evitar males mayores".

Publicidad