Publicidad

Gobierno de coalición

Las discrepancias más sonadas entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias como vicepresidente

Pablo Iglesias ha sorprendido con su anuncio de que deja el Gobierno de coalición después de 14 meses como vicepresidente. En este tiempo se han producido desencuentros y discrepancias entre los dos socios, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias renuncia a la vicepresidencia del Gobierno de coalición después de 14 meses, en los que se han conocido numerosos desencuentros entre él, líder de Podemos, y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y líder del PSOE.

El vicepresidente reconoció que los dos socios de Gobierno "pensaban muy diferente". "El cielo se toma por asalto", decía Iglesias en un mitin, a lo que el presidente del Gobierno, Sánchez, respondía "la izquierda sabe que el cielo está aquí, en la tierra".

Sobre dormir mal si Iglesias entraba en el Gobierno

Las discrepancias comenzaron antes de formar el Gobierno de coalición, durante la campaña electoral, Pedro Sánchez afirmó que si Pablo Iglesias formaba parte del Gobierno, él "no dormiría por las noches". Un hecho que fue respondido por Iglesias, que dijo "puede cambiar el colchón de La Moncloa todas las veces que quiera".

Presupuesto Generales del Estado

Como socios de Gobierno siguieron las discrepancias. También las hubo sobre la ley de Libertad Sexual y en los Presupuestos Generales del Estado.

"Yo me sentiría más cómoda con el apoyo del Partido Popular", reconocía Nadia Calviño, del PSOE. A lo que Iglesias respondió que eso era algo que "no le sorprendía, pero que tampoco iba a juzgar".

Cataluña

También tenían opiniones contrarias sobre Cataluña. Por un lado, Pablo Iglesias: "quiero que los líderes independentistas estén libres", pero por otro lado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le parecía una "decisión desafortunada".

Rey emérito

Al presidente tampoco le sentó bien que Pablo Iglesias difundiera una conversación privada sobre la salida del Rey emérito. Sánchez afirmaba que "se está juzgando a personas, no a la Corona" y reconoció que "el Gobierno estará a disposición de la Corona". Iglesias, por su parte, aseguraba que "fue y es una vergüenza".

Democracia española

Una de las discrepancias más sonadas fue la de la calidad democrática en España, el exvicepresidente Iglesias afirmó que en España "no hay una plena normalidad política y democrática" y Sánchez, presidente del Gobierno, admitió en el Congreso que "España es una democracia plena".

Publicidad