Publicidad

Madrid

Rita Maestre critica a Isabel Díaz Ayuso por convertir Madrid en "la ciudad de borrachera de media Europa"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se pone en el punto de mira de la oposición. Le culpan de la llegada de cientos de turistas a la capital, convirtiéndola en "la ciudad de borrachera de media Europa".

La oposición carga contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Consideran que ha convertido la capital en el sitio ideal para el "turismo de borrachera de media Europa" sin tener en cuenta las represalias que eso puede tener en la transmisión del coronavirus.

Cada fin de semana se repiten las mismas imágenes en Madrid. Cientos de franceses que desembarcan en Barajas con un único objetivo, disfrutar de la vida que no tienen en su país por las restricciones. Esta situación pone en el punto de mira a Ayuso, que se convierte en objeto de críticas por parte de la oposición.

Pablo Echenique, diputado de Unidas Podemos, considera que la presidenta autonómica está llevando a cabo "una campaña de publicidad en la que invita a decenas de miles de franceses a emborracharse sin mascarilla".

No muy lejos quedan las críticas de Gabriel Rufián, de ERC, que define la Comunidad de Madrid como un "oasis" para este tipo de turismo, una palabra que muchos franceses utilizan para definir sus viajes de ocio a Madrid.

En la misma línea le siguen otros representantes de la oposición, que entienden que Isabel Díaz Ayuso ha convertido Madrid en "la ciudad de borrachera de media Europa" y que critican que "al alcalde y a la presidenta solo les falta repartir 'flyers' por la calle para las fiestas ilegales", decía Rita Maestre.

La respuesta de Madrid

Ante estas críticas de la oposición, el Gobierno de la Comunidad de Madrid no se ha quedado callado. Su alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha respondido claramente que "Magaluf está en las Islas Baleares, que está en España, que está en Europa", después de que Maestre publicara esta comparación con Madrid.

Ayuso también se pronunció al respecto, negando que Madrid sea foco de un turismo de borrachera y asegurando que los extranjeros también disfrutan la capital de otra manera.

"Todo aquel que viene a visitarnos viene a museos, comercios y, a veces, a los bares. Vienen tanto de Francia como de Móstoles, lo que me importa es que se cumplan las medidas de seguridad y que no tengamos que lamentar una crecida de contagios", explicaba la presidenta de Madrid.

Publicidad