311.002500

Publicidad

Rebrotes coronavirus

La ley actual no permite el confinamiento en Lleida sin estado de alarma

Quim Torra busca la forma de sortear una orden judicial e insiste en confinar Lleida, afectada por los rebrotes de coronavirus. El Gobierno central dice que cambiará la ley para que sea posible, pero hace ya semanas que se anunció esa reforma.

El Gobierno catalán pretendía confinar la ciudad de Lleida y algunas comarcas de la provincia, pero un juzgado ha dicho que la Generalitat no tiene competencias para hacerlo ya que es competencia estatal. El presidente catalán, Quim Torra, ha asegurado que no va a aceptar la decisión judicial y que asumirá "las consecuencias".

Por su parte, el Gobierno central considera que la decisión judicial confirma la tesis defendida por el presidente, Pedro Sánchez, de que solo con el estado de alarma se puede confinar un territorio. Y así lo ha reiterado hoy el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo: "Cuando el Gobierno decía que no hay plan B era la realidad, necesitaríamos un desarrollo normativo que permitiera no tener que llegar al estado de alarma".

El ministro ha asegurado que ya se trabaja en un cambio legal que permita confinar territorios sin necesidad de establecer el estado de alarma, una voluntad que el Gobierno lleva expresando desde hace dos meses.

Ahora sería necesaria una normativa de ese tipo, pero todavía existe. Mientras tanto, en la comarca del Segrià han muerto ya dos personas, y 116 se han contagiado en las últimas 24 horas. La decisión del confinamiento está en el aire y los vecinos no saben a qué atenerse.

Mientras, crece la presión asistencial en los hospitales de la comarca: ya son 108 ingresados y 11 en UCI. En el Arnau de Vilanova ya funciona la tercera plata Covid. Los sanitarios creen que la población se ha relajado porque la transmisión comunitaria sigue creciendo y está descontrolada.

¿Hay alternativa al estado de alarma?

Era fácil suponer que después de levantado el estado de alarma se podrían producir rebrotes de coronavirus en algunos territorios. Y, en ese caso, sería necesario tener base legal para adoptar decisiones difíciles, como confinar territorios, pero hemos llegado a este 13 de julio sin que exista una alternativa al estado de alarma.

Pedro Sánchez presidía este lunes el Comité de Seguimiento del Coronavirus para estudiar los rebrotes, entre ellos el de Lleida. El Gobierno descarta un posible estado de alarma parcial para esa zona y asegura que existen alternativas.

Horas antes un juzgado de Lleida había prohibido la pretensión de la Gobierno catalán de confinar a los vecinos. La jueza consideraba que la resolución de la Generalitat parecía una copia del estado de alarma y le recordaba que esta es una competencia estatal que se ejerce con la garantía del Congreso de los Diputados por limitar derechos fundamentales.

El presidente catalán se niega a acatar la decisión judicial y quiere responder con un decreto ley "sin tener que pedir el estado de alarma al Estado español".

El Gobierno ha asegurado que están trabajando en adaptar la legislación para esa opción B, poder confinar sin estado de alarma.

Publicidad