Publicidad

Investidura Parlament Cataluña

Fracasa la investidura de Pere Aragonès y JxCat le exige que suspenda la segunda votación

Pere Aragonès, que solo ha obtenido 42 votos de los 68 que necesitaba, no ha conseguido ser investido presidente tras la abstención de Junts per Catalunya en el Parlament; el nuevo debate se celebrará probablemente el próximo martes 30 de marzo

Pere Aragonès, coordinador nacional de ERC, no ha sido investido presidente de la Generalitat en el primer debate de investidura celebrado este viernes en el Parlament de Cataluña. Y no lo ha hecho por la abstención de Junts per Catalunya, que además le ha exigido que suspenda la segunda votación.

Aragonès sólo ha sumado 42 votos a favor -los de su partido y los de la CUP- de los 68 que necesitaba. JxCat se ha abstenido y PSC, Vox, En Comú Podem, Cs y el PPC han votado en contra.

El candidato de ERC ha rechazado la petición de JxCat de renunciar a la segunda sesión de investidura.

"No le pediremos un paso al lado, le pedimos un paso al frente. No lo enviaremos a la papelera de la historia. No especularemos con nuevas elecciones, pero queremos un buen acuerdo", ha dicho Albert Betet, presidente de Junts.

Un Gobierno "en 3 días"

Su partido ya había confirmado en la víspera que se abstendría en la votación de hoy porque, según explicaron, "un acuerdo de Gobierno no se puede alcanzar en tres días".

"Hoy nos abstendremos. Lo haremos con la voluntad de continuar avanzando para conseguir un buen acuerdo de legislatura, que nos permita tener un gobierno fuerte, unido, estable y con capacidad de liderazgo que dé respuesta a las necesidades de presente y de futuro", ha remarcado Batet.

Aragonès, en cualquier caso, ha rechazado está opción alegando la "urgencia económica y social que vive Cataluña".

"La COVID no espera, la represión tampoco", ha explicado el republicano, quien ha pedido a En Comú Podem unirse al preacuerdo que han firmado con la CUP.

"Humillación"

"Le extiendo la mano para sumarse. Muchos aspectos los podríamos trabajar conjuntamente", ha dicho Aragonès.

La diputada de En Comú Podem Jessica Albiach no ha recogido el guante, pero, al mismo tiempo, se ha mostrado muy crítica con Junts per Catalunya, a quienes ha acusado de hacer un "ejercicio de humillación política" contra Pere Aragonès y contra su partido, ERC, al no votarle como presidente a la Generalitat.

Catalán y aranés; amnistía y referéndum

Por la mañana, Aragonès, ha iniciado el debate de investidura combinando el catalán y el aranés mientras mostraba su disposición a un "acuerdo sólido y estable", comprometiéndose a buscar una solución al conflicto catalán que haga "inevitables" la amnistía y un referéndum de autodeterminación.

Aragonès se ha comprometido a hacer que "la resolución del conflicto entre el Estado español y Cataluña pase inevitablemente por la amnistía y la autodeterminación, por un referéndum de independencia y por la libertad de los presos y el libre retorno de los exiliados".

El Govern que quiere presidir, ha explicado, "tendrá tres objetivos": afrontar "las urgencias y desigualdades" generadas por la crisis, impulsar la "reconstrucción económica" y "encaminar la resolución del conflicto político haciendo inevitable la amnistía y la autodeterminación".

Aragonès dispondrá de una segunda oportunidad de ser investido presidente el próximo martes. En esa votación también necesitará los votos de su socio actual de Gobierno.

Nuevos plazos de investidura

Si Pere Aragonès es investido en la segunda votación se abriría un plazo de dos meses desde este mismo viernes, es decir, hasta el 26 de mayo, en el que el Parlament tendrá que votar por Pere Aragonès u otro candidato para que presida la Generalitat.

Si en este periodo no hubiera acuerdo, el 26 de mayo se convocarían automáticamente elecciones para 54 días después, entrando ya en el mes de julio.

Publicidad