120.00

Publicidad

Juan Carlos I

La fiscalía del Supremo avisó al rey Juan Carlos en noviembre de que estaba investigando su uso de tarjetas opacas

Según fuentes judiciales consultadas por la Cadena SER, este podría ser el origen de la decisión de Juan Carlos I de proceder a una regularización fiscal por una cantidad total de 678.393 euros ayer miércoles.

La regularización voluntaria de 678.393,72 euros por parte del rey emérito sitúa ahora el foco en la Fiscalía, que ya ha recibido la documentación de Hacienda y ahora procederá a estudiarla detenidamente para determinar "la incidencia" que puede tener en las diligencias abiertas a Juan Carlos I.

Según informa la cadena SER, la Fiscalía informó en noviembre al despacho de abogados que representa al Rey de la apertura de una investigación sobre el uso de tarjetas opacas por el exjefe del Estado y sus familiares.

Este podría ser el origen de la decisión del Rey de presentar una regularización fiscal por una cantidad total de 678.393 euros. De este modo, Don Juan Carlos se adelantaba a la presentación de una querella por la Fiscalía por presunto fraude fiscal entre los años 2016 y 2018.

Fuentes fiscales han informado de que Hacienda ya ha enviado toda la documentación relacionada con la declaración tributaria del rey emérito, de modo que ya consta en las actuaciones de la Fiscalía, que mantiene abiertas tres investigaciones al monarca, ninguna de ellas judicializada.

Determinar si hay irregularidades

Ahora el equipo de fiscales del Tribunal Supremo se va a centrar en analizar el contenido de esa regularización, tanto la cuantía declarada, como los períodos impositivos a los que se corresponde, para después valorar "jurídicamente" la incidencia que podría tener en el contenido de la investigación, precisan las fuentes. En el caso de que la Agencia Tributaria no detecte ninguna infracción administrativa, previsiblemente tampoco habría una penal, de modo que el caso podría estar abocado al archivo, explican las fuentes consultadas. En un escueto comunicado, la defensa de Juan Carlos I anunciaba la presentación de una declaración voluntaria para saldar una deuda con Hacienda de 678.393,72 euros, incluyendo intereses y recargos. Se adelantaba de esta forma a un eventual requerimiento de la Agencia Tributaria o a la presentación de una querella por la Fiscalía, que hasta el momento se encontraba investigando el alcance penal de la situación. Es decir, evitaba la presentación de acciones por presunto fraude fiscal.

¿Asunto personal?

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha afirmado, sobre el anuncio del rey Juan Carlos I del pago de una deuda con Hacienda de 678.393,72 euros, que es "un tema personal" que debería tratarse en el ámbito de la confidencialidad.

Rafa Mayoral, de Unidas Podemos, cree que ha llegado el momento de abrir el debate sobre la institucionalidad y el futuro de la monarquía, que está "en riesgo de implosión" ante las irregularidades atribuidas al rey emérito Juan Carlos I. En este sentido, han insistido en sus planteamientos republicanos y que son partidarios de que la ciudadanía pueda elegir la jefatura del Estado desde las urnas. Además, ha opinado que el actual rey Felipe VI debe comparecer para responder a las preguntas de la ciudadanía ante un "escándalo" de esta magnitud, pues la sociedad "tiene derecho" a conocer si miembros de la Casa Real "eran una pieza clave en el entramado de corrupción sistemático del Estado".

La vicepresidenta segunda del Congreso y diputada del PP, Ana Pastor, ha evitado pronunciarse sobre la declaración voluntaria ante la Agencia Tributaria presentada por Juan Carlos I apuntando que se trata de una decisión "individual", pero sí ha destacado el apoyo de su partido a la Corona y al Rey Felipe VI. "Eso entra dentro de las decisiones individuales del Rey (Juan Carlos I), y yo no tengo nada que decir".

Publicidad