Algunas cargas policiales del 1 de octubre van a ser investigadas judicialmente. La Audiencia de Barcelona ha reabierto el caso de un colegio de Barcelona en el que intervinieron las fuerzas de seguridad, para esclarecer si su actuación fue, o no, "desproporcionada". En su auto la jueza habla de casos concretos de "violencia desmesurada" y abre la puerta a imputar por lesiones a los responsables del operativo.

El recurso fue presentado por el ayuntamiento de Barcelona. Según la Audiencia, al contradecir lo decidido por el juzgado de instrucción, "la inexistencia de material videográfico no puede impedir una completa investigación de lo acaecido". Considera que debe ser analizado cada caso porque los antidisturbios no tienen patente de corso para actuaciones innecesarias o desproporcionadas, aunque había orden de impedir la votación.

También te puede interesar:

Así se vivió la jornada del 1 de octubre en Cataluña

Uno de octubre