Publicidad

ETA

La apisonadora para destrozar las armas de ETA traslada a Vicente Vallés a Uruguay

Moncloa ha organizado un evento para escenificar la destrucción de las armas de ETA, un acto que recuerda a Vicente Vallés a uno muy parecido que hubo en Uruguay.

Moncloa ha organizado este jueves un acto sin precedentes en España. Ha colocado tres filas de armas de ETA en el suelo y una apisonadora ha pasado por encima para destruirlas.

"Este evento audiovisual, con Pedro Sánchez como protagonista, pretendía ser la escenificación del fin de terrorismo, aunque eso ocurrió hace ya casi diez años", ha indicado Vicente Vallés. Un acto que le ha recordado al que el gobierno de Uruguay organizó hace unos años un evento, para "dar visibilidad pública a una nueva ley sobre tenencia de armas".

Vallés explica que en aquel evento se "utilizó el expeditivo método de poner armas en el suelo y hacer pasar por encima una apisonadora", unas imágenes "muy parecidas a las del evento que ha organizado hoy el equipo que trabaja con Pedro Sánchez en Moncloa".

En el acto del Gobierno de España "se ha optado por este método uruguayo tan espectacular de colocar las armas en el suelo, para que una apisonadora pase por encima y las triture", indica Vallés. Cerca de 1.400 armas incautadas a ETA y al Grapo han quedado destruidas.

Ha sido una escenificación en la que Pedro Sánchez ha hablado de "arrojar luz sobre los crímenes de ETA sin resolver".

El 90% de esas armas pertenecía a la banda terrorista ETA

Agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y policías autonómicas han destapado una lona blanca que había sobre las 1.377 armas de ETA y el Grapo. Eran pistolas, revólveres, fusiles de asalto, rifles de precisión y escopetas.

Una apisonadora las ha destruido y la Guardia Civil llevará los restos a una fundición. Ni los expresidentes del gobierno, ni algunas asociaciones de víctimas han aceptado la invitación al acto. Tampoco la oposición.

Publicidad