Memoria Histórica Cádiz

Kichi retira una placa en honor al escritor Jose María Pemán, en el marco de las políticas de Memoria Histórica

La actuación está incluida en las políticas de Memoria Histórica del Gobierno de Cádiz. El pasado año ya se retiró sin previo aviso el busto del escritor en el mismo edificio.

Publicidad

La acción del Ayuntamiento de Cádiz ha creado indignación en la familia de José María Pemán. José María González, conocido como Kichi, ha retirado la placa que homenajea al escritor gaditano de la fachada de su casa natal.

La actuación está enmarcada en las políticas de Memoria Histórica del Gobierno de Kichi, sin embargo, el pasado año en el mes de febrero ya se retiró sin previo aviso y en plena celebración del Carnaval de Cádiz el busto del escritor en el mismo edificio.

La retirada del busto se llevó a cabo sin un previo comunicado a la familia, quienes lo consideraron una prueba de "la ignorancia y falta de ética y de cultura" del equipo de Gobierno. El hijo del escritor, José María Pemán, declaró a LA VOZ que su padre "no era franquista, era una persona de ideales de derechas y, como es normal, en la guerra, estaba en el bando de la derecha". Además recalcó que su progenitor era escritor y no político, subrayando que era "un hombre monárquico, católico y liberal" que "intercedió en muchas ocasiones para ayudar a personas de ideales de izquierdas que estaban exiliados".

Por otro lado, Kichi considera que la participación de forma activa del escritor en el Golpe de Estado y su papel en el régimen Franquista son hechos "incuestionables" donde además de defender la actuación, también cuestionó la obra y la ideología del célebre escritor.

Según el alcalde de Cádiz, "la Memoria Democrática no viene a juzgar la capacidad literaria de Pemán, que podríamos, porque cualquier autor se encuentra sometido a la crítica. Y, sinceramente, que no comparen su obra -como he leído estos días- con nuestra generación del 27. No lo hagan. Porque Alberti, Lorca o Hernández se encuentran a un nivel muy superior desde el punto meramente literario. Al menos desde mi humilde criterio. Porque ‘La bestia y el ángel’, por mucho que quieran los nostálgicos, ni se aproxima a los versos de Miguel Hernández en ’Tristes guerras’, un poema por cierto, que a diferencia de nuestra forma de proceder sí que ha sido eliminado y destruido por el Ayuntamiento de Madrid".

Tanto la retirada de la placa como la retirada del busto, estaban dentro de las recomendadas en el 'Catálogo para la Retirada de la Simbología Franquista de la Concejalía de Memoria Histórica' junto a otros elementos. A esta polémica se le suma otra de las decisiones llevadas a cabo en plena pandemia y que fue aprobada con la abstención del PSOE en el Pleno municipal, la retirada del busto del Rey emérito Juan Carlos I y el cambio de denominación de la avenida que llevaba su nombre en la ciudad, ahora dedicada a la Sanidad Pública.

Publicidad