Publicidad

Carles Puigdemont

JxCat pierde la pugna con ERC y se reducen las posibilidades de Carles Puigdemont a la presidencia de la Generalitat

El expresidente catalán fugado de la justicia, siguió la jornada electoral desde su mansión de Waterloo, en Bélgica. Carles Puigdemont ha celebrado el "resultado extraordinario" del soberanismo en las elecciones catalanas y ha avisado al Estado de que le será "imposible hacer política sin hablar de independencia".

No ha sido el mejor día para Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat. Su sueño cuando huyó de España fue el de volver para recuperar la presidencia de la Generalitat. Pero ya han pasado tres años y eso no ha ocurrido. Y lo peor para él es que ahora ni siquiera su partido, JxCat, que le guardaba el sitio, ha sido el más votado entre los independentistas en las elecciones al Parlamento de Cataluña.

El discurso de Puigdemont

En su discurso de anoche Carles Puigdemont no hizo autocrítica y prefirió hablar del independentismo, en general. Con el "sorpasso" de ERC a JxCat, se reducen sustancialmente las posibilidades de que el expresidente de la Generalitat siga jugando un papel determinante.

Sensación más agria que dulce en el partido de Puigdemont. Sí, el independentismo suma, pero JxCat ya no lo lidera. Pierde 2 escaños y el 40% de los votos. Y el expresident no ha tenido problema en señalar al culpable.

Se refiere al partido que rompió con el expresidente hace menos de 6 meses. Se han presentado por separado pero no han conseguido escaño. De haberlo hecho juntos, sí habrían superado a ERC. Y aunque Pere Aragonés y Laura Borrás formen Gobierno, JxCat ya no será la primera fuerza en ese ejecutivo, algo inédito para Carles Puigdemont desde que llegó a la presidencia de la Generalitat

Algunos creen que será ahora Oriol Junqueras el que ocupe esa "presidencia en la sombra" que ocupa Carles Puigdemont desde su residencia en Waterloo, en Bélgica. Por ahora el expresidente se tendrá que conformar con el premio de consolación, su partido es el que gana en más municipios: 562, incluyendo su población natal, Amer, en Girona, donde JxCat ha sacado casi el cuádruple de votos que ERC.

Publicidad