Jordi Sànchez en una imagen de archivo

Publicidad

EL LUNES HAY FIJADO PLENO DE INVESTIDURA

Junts per Catalunya y ERC cierran un acuerdo de gobierno y lo trasladan a la CUP

Junts per Catalunya (JxCat) y ERC han alcanzado un acuerdo para poder formar gobierno en Cataluña. Ahora, ambas formaciones quedan a la espera del posible apoyo de la CUP. El lunes está fijado el Pleno de Investidura en que los soberanistas propondrán como presidente a Jordi Sánchez, que permanece en la cárcel.

| Madrid
| 08.03.2018 09:40

Junts per Catalunya (JxCat) y ERC han cerrado un acuerdo recogido en un documento que ya ha sido trasladado a la CUP y que incluye el desarrollo de un proceso constituyente con participación de la ciudadanía, con el que se redactaría una "constitución catalana".

En una entrevista en TV3, el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha aseverado que la CUP ya tiene en sus manos este acuerdo y le ha pedido "un esfuerzo" a los antisistema para que se pronuncien sobre el mismo antes del lunes, cuando está programado el pleno de investidura de Jordi Sànchez.

El Pleno está en el aire porque depende de si el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena decide excarcelarlo antes de esa fecha. Pujol ha indicado que el documento acordado con ERC desarrolla un proceso constituyente participativo con la ciudadanía, en el que, sobre "un papel en blanco", se pondrá "todo en cuestión" y que acabaría en una suerte de "constitución catalana".

La propuesta, según EFE, prevé impulsar un "Pacto Nacional Constituyente", que ampare los debates para elaborar las bases de una "Constitución" catalana, un proceso que culminará con una "multiconsulta con todas las garantías". El texto aborda las claves del 'proceso constituyente' para esta legislatura, un capítulo con el que buscan seducir a los anticapitalistas para que, en lugar de abstenerse, voten a favor y posibiliten la investidura de Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat.

En concreto, el plan de JxCat y ERC señala que el proceso constituyente "deberá ser de base ciudadana, transversal y participativo", para "generar grandes consensos sociales sobre el modelo de país", y culminaría con la "redacción y aprobación de un texto con la propuesta de bases de una futura Constitución de la república catalana".

Este 'proceso constituyente' arrancaría en Bruselas, ya que sería la llamada "Asamblea de Representantes por la República" -una de las estructuras que los independentistas prevén crear en el exterior, bajo el liderazgo de Carles Puigdemont- la que dará el "punto de salida". Esta asamblea de cargos electos catalanes, junto con el "Consejo de la República" que presidirá Puigdemont, se encargaría de fomentar e impulsar los debates del proceso constituyente, en cuya fase inicial estará amparado por un "Pacto Nacional Constituyente", que abarcaría a "agentes cívicos, sociales y políticos" y determinará la "metodología" de trabajo, mientras que el Parlament constituirá comisiones de estudio para profundizar en los debates.

Publicidad