ALGUNOS PARTIDOS ESTUDIAN PRESENTAR UN RECURSO DE AMPARO

Junts pel Sí y la CUP se quedan solos en la reforma del reglamento para aprobar las leyes de desconexión de forma exprés

Artur Mas y el independentismo catalán en bloque mantienen su desafío al Estado español. A pesar de la sentencia del 9N, insiste en que habrá referéndum este año.

Publicidad

Junts pel Sí y la CUP se han quedado solos en la reforma del reglamento del Parlament para aprobar las leyes de "desconexión" de forma exprés, ya que la oposición no participará en la ponencia conjunta que se ha creado hoy, al tiempo que algunos partidos estudian presentar un recurso de amparo.

La Mesa del Parlament ha aprobado hoy solo con los votos de JxSí la creación de la ponencia conjunta para redactar la modificación del reglamento de la cámara a fin de posibilitar que las proposiciones de ley de 'desconexión' puedan ser aprobadas en el pleno por el trámite rápido de "lectura única" y sin debate previo.

Ciudadanos, el PSC, Catalunya Sí Que Es Pot, y el PPC han mostrado su rechazo frontal a la creación de esta ponencia conjunta, hasta el punto que han anunciado en las respectivas ruedas de prensa que no participarán en sus trabajos, si bien el PPC no ha tomado todavía una decisión en firme.

"No participaremos, básicamente porque no es conjunta, en el nombre está la trampa y nos quieren tomar el pelo", ha afirmado el portavoz adjunto de Ciudadanos en la cámara catalana, Fernando de Páramo, quien ha señalado además que su partido está "estudiando cuál es la mejor salida" legal en esta cuestión, entre ellas, la presentación de un recurso de amparo ante el Tribunal Supremo.

Desde las filas del PSC, su portavoz adjunto, Ferran Pedret, ha argumentado que los socialistas no participarán en esta ponencia conjunta para "no avalar la estrategia política" de los dos grupos independentistas.

"Creemos que se intenta blanquear una decisión adoptada por el bloque mayoritario del Parlament que menosprecia los derechos del resto de grupos parlamentarios", ha subrayado.

Por su parte, el portavoz parlamentario de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, ha esgrimido que su grupo "no participará en la degradación de la vida parlamentaria" con su presencia en la ponencia conjunta, Coscubiela considera, además, que esta reforma del reglamento de la cámara responde a una "estrategia partidista" de Junts pel Sí con la que intenta "engañar" al Estado con la aprobación exprés de las leyes de "desconexión", pero que al final supone una "estafa" a la ciudadanía al suprimir el debate parlamentario.

Aunque CSQEP no participará en la ponencia conjunta, descarta presentar un recurso de amparo como estudian los otros partidos de la oposición, ya que considera que los "conflictos políticos como este se resuelven políticamente".

Desde el PPC, su portavoz, Alejandro Fernández, ha evitado avanzar si el PPC participará en la ponencia conjunta, pero sí ha dejado claro que los populares hablarán con el resto de grupos de la "oposición democrática" para "hacer un frente común contra el cómo nos quieren imponer esta ponencia conjunta" y consensuar una "estrategia común" para defender sus derechos.

Por contra, el portavoz adjunto de Junts pel, Roger Torrent, ha celebrado que este jueves puedan empezar ya a "arremangarse" en el debate de la reforma del reglamento y ha recordado a la oposición que "participar en estas tareas parlamentarias es un derecho de todos los grupos, pero más que un derecho, es una obligación".

"Si algún grupo quiere renunciar, tiene todo su derecho, puede no venir. Lo que deberá hacer es explicar a la ciudadanía por qué no ejerce sus funciones como grupo", ha advertido Torrent.

Publicidad

Un avión de la aerolínea española Plus Ultra

La juez del caso Plus Ultra impone un perito independiente que investigue si el rescate fue legal

La magistrada Esperanza Collazos cuestiona los informes del Ministerio de Transporte, emitidos cuando Ábalos era su responsable, e impone un peritaje independiente

Más de 9 millones de españoles podrían estar bajo el toque de queda

Más de 9 millones de españoles podrían estar bajo el toque de queda

Los tribunales de Cataluña, Cantabria y la Comunidad Valenciana han avalado el toque de queda entre la 1 y las 6 horas, mientras que Canarias y Navarra han recurrido. Asturias y Aragón no descartan pedirlo próximamente.