Publicidad

Directo

La fiscal apunta a Cristina Cifuentes como "la única" beneficiaria para salvar su carrera política y asegura que "presionó pero no se manchó las manos"

El abogado de Cristina Cifuentes tacha de "arbitraria" la acusación de la fiscal y asegura que "todo se cocinó en el interior de la universidad".

El juicio contra la expresidenta regional Cristina Cifuentes ha quedado este viernes visto para sentencia. La fiscal del caso Máster ha incidido en la culpabilidad de Cristina Cifuentes, asegurando que "nada de lo que ha mantenido ha podido ser comprobado", y ha sostenido que presionó para solucionar la polémica aunque "por su cargo no se manchó las manos", dentro de un máster con "irregularidades notorias".

La fiscal Pilar Santos ha detallado extensa y firmemente los motivos por los que mantiene la petición de tres años y tres meses de cárcel para la expresidenta madrileña, al igual que para la profesora y asesora de la Comunidad de Madrid, Teresa Feito.

"Nada de lo que ha mantenido la señora Cifuentes ha podido ser comprobado", ha explicado la fiscal, que ha criticado que además entre el personal de la Universidad Rey Juan Carlos "nadie recuerda nada o casi nada" sobre el acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de la expresidenta y otras irregularidades desveladas.

Tras constatar "irregularidades notorias" en el máster, la fiscal ha arremetido concretamente contra Cifuentes: "Por su cargo no se manchó las manos, pero es evidente que le urgía imperiosamente que la universidad le ofreciese una solución. Si la maquinaria se puso en marcha fue por estas presiones".

En su exposición, la fiscal ha relatado que Enrique Alvarez Conde "le dio a Cifuentes todas las facilidades necesarias" para conseguir el título pese a no ir a clase y entregándole a él mismo trabajos en papel sin perjuicio del titular de la asignatura".

"Nunca hubo comunicación con los profesores ni nunca la señora Cifuentes se interesó por las notas. Nada de lo manifestado por ella ha sido acreditado pero lo cierto es que sus calificaciones, menos la del catedrático Pablo chico y la del TFM, fueron introducidas en el sistema", ha señalado.

En su declaración, Cifuentes relató ante el tribunal que cursó el máster sin ir a clase, sin realizar exámenes y entregando el 2 de julio de 2012 el TFM sin exponerlo ante el tribunal, algo que también hicieron varios testigos que han comparecido en la vista oral.

El abogado José Antonio Choclán ha reclamado la absolución para su clienta esgrimiendo que ya ha sufrido "una pena natural" esperando que el tribunal repare este sufrimiento y "calvario" al menos de una manera parcial. Además, ha tachado de "puramente selectiva" y "arbitraria" la acusación de la fiscal al no ser "objetiva por ir en contra de los propios actos de la Fiscalía en la instrucción y de los tribunales de Justicia".

Publicidad