Los testigos que han declarado ante el tribunal del 'procés' por trabajar en las empresas que realizaron campañas de publicidad o comunicación del referéndum del 1 de octubre y otras iniciativas independentistas del govern han respondido frecuentemente con evasivas, dicen que no recuerdan, incluso no cobraron el encargo o devolvieron las facturas. Alguno ha sido advertido de que podía incurrir en un delito de falso testimonio, como Jaume Mestre, responsable de Difusión del ejecutivo catalán.

También se han referido a "un tal Toni". Un alto cargo de la Generalitat que les encargó trabajos de publicidad y comunicación. Incluso asistieron a reuniones, pero no llegan a identificarlo, ni le reclamaron las facturas al dejar de funcionar el teléfono que tenían.

La fiscalía cree que este misterioso personaje es Antoni Molons, actual secretario de Comunicación de la Generalitat y entonces secretario de Difusión. Por eso lo llamó a declarar. Pero, al estar investigado en el juzgado de Barcelona que investiga también estos asuntos, se ha negado a declarar. Eso sí, ha comparecido, con lo que todo el mundo le ha puesto cara al supuesto 'Toni'.

También te puede interesar:

Juicio al 'Procés'