El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha procesado a 25 de los 28 investigados por el 'procés' para la independencia de Cataluña.

13 procesados por un delito de rebelión: Llarena ha procesado por un delito de rebelión a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Marta Rovira, los exconsellers Joaquim Forn, Raül Romeva, Clara Ponsatí, Josep Rull, Antonio Comín y Dolors Bassa. También procesa por rebelión a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell , al expresiente de la ANC Jordi Sànchez, y al presidente de Omnium Cultural Jordi Cuixart.

14 procesados por un delito de malversación: Los autos de procesamiento de hoy incluyen además otros delitos. Así, el juez procesa por un delito de malversación de caudales públicos a cinco exmiembros del Govern: Meritxell Borràs, Lluis Puig, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Serret. En este delito incluye el magistrado también a Puigdemont, Oriol Junqueras y a los siete exconsellers acusados de rebelión.

12 procesados por un delito de desobediencia: El juez procesa por desobediencia a cinco exmiembros de la Mesa del Parlament: Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó, Ramona Barruffet y Joan Josep Nuet, así como a Mireia Boya (expresidenta del Grupo de la CUP) y a Anna Gabriel, exportavoz de la CUP. También este delito se les señala a los cinco exmiembros del Gobierno catalán cuando sucedieron los hechos, Meritxell Borràs, Lluis Puig, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Serret.

Fianza de responsabilidad de 2,1 millones de euros

El juez fija una fianza de responsabilidad civil por importe de 2,1 millones de euros que deberá ser prestada solidariamente por los 14 exmiembros del Gobierno catalán procesados, es decir, Puigdemont, Junqueras, Forn, Turull, Romeva, Ponsatí, Rull, Comin, Bassa, Borràs, Puig, Mundó, Vila y Serret.

La cuantía se ha establecido sumando a 1,6 millones de euros, que el magistrado señala que fue el montante que hubo de emplearse para sufragar el referéndum del 1-0, de acuerdo a las investigaciones practicadas, más el tercio de esa cuantía que debe añadirse de acuerdo a la ley para este tipo de fianzas para asegurar responsabilidades pecuniarias.

El juez no procesa a Artur Mas, ni a Marta Pascal ni a Neus Lloveras

Pablo Llarena ha dejado fuera del auto de procesamiento al expresidente de la Generalitat Artur Mas, a la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, y a la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) Neus Lloveras.

Son los únicos tres de los 28 investigados en el Supremo que no han sido procesados por el magistrado. El resto de investigados ha sido procesado por delitos de rebelión, desobediencia o malversación.

Llarena equipara el asedio a la Consejería de Economía con una toma de rehenes

Llarena afirma que el asedio a la Consejería de Economía el 20 de septiembre no fue "exclusivamente intimidatorio" sino que allí se limitó la capacidad de actuación "como consecuencia del uso de la fuerza, tal y como ocurriría en un supuesto de toma de rehenes mediante disparos al aire".

En el auto de procesamiento que ha dado a conocer este viernes también dice que Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconseller de Interior Joaquim Forn sabían "sobradamente" que en la jornada de la consulta ilegal habría una "escalada de violencia", ya que habían sido advertidos de ello por los Mossos d'Esquadra en una reunión.

El magistrado atribuye a Marta Rovira un papel "esencial" en el impulso de las leyes del proceso independentista, así como en la "coordinación" de distintos sectores de la administración para organizar el 1-O.

Puigdemont expresa "su apoyo total" a Rovira y al resto de imputados

Tras conocerse el auto de Llarena Carles Puigdemont ha expresado en Helsinki "su apoyo total" a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, tras su decisión de no presentarse esta mañana a la citación del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y huir de España, así como al resto de imputados.

"Creo que (Rovira) ha tomado una buena decisión, tiene derecho a defenderse en un entorno donde se respeten sus derechos", ha señalado en rueda de prensa, y ha asegurado que él no tenía ninguna información sobre las intenciones de Rovira. "No había hablado nunca con Marta Rovira de esta posibilidad, así que no es una acción coordinada".