Durante su intervención en la primera sesión del pleno de investidura, el futuro presidente, que recibirá mañana el apoyo de Ciudadanos y de Vox, ha arremetido contra la falta de transparencia en los contratos públicos de la administración andaluza.

"La falta de alternancia es el motivo del déficit de transparencia y la alternancia es el antídoto contra la corrupción", ha aseverado. Moreno se ha comprometido a acabar con las "redes clientelares" en Andalucía y a garantizar la transparencia en los contratos públicos, así como a publicar todos y cada uno de los contratos de la Junta.

Se ha mostrado partidario de incentivar el empleo en la administración autonómica con el concurso de los trabajadores públicos, de los que ha dicho que son un "ejemplo de entrega", por lo que abogará por la profesionalidad de los funcionarios y por "alejarlos" de la politización y las "represalias".

"Vamos a conseguir que los funcionarios y trabajadores públicos ofrezcan el mejor servicio a la ciudadanía", ha apostillado. Ha avanzado la aprobación de una ley de la Función Pública que garantice servicios y atención profesionales, y el mérito y la capacidad de los empleados públicos.

En este sentido, el candidato a la Presidencia ha prometido la restricción de los puestos de libre designación, la clarificación de las oposiciones, la recuperación de los derechos perdidos de los empleados públicos y su conciliación profesional y laboral.