El 11 de diciembre de 1987 un coche bomba con unos 250 kilos de amonal explotó junto a la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza dejando 11 muertos (entre ellos cinco niñas) y 88 heridos, en su mayoría civiles.

Este atentado se producía tan solo seis meses después del mayor atentado perpetrado por la banda terrorista ETA al colocar un coche bomba en el aparcamiento del Hipercor de Barcelona.

La gran carga de explosivos colocados en el coche produjeron un inmenso boquete y el derribo de las cuatro plantas del edificio.

Las investigaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado llevaron a la conclusión de que el 'Comando Argala' había sido el responsable de la masacre y años más tarde, ya en el juicio, se demostró que fue el histórico dirigente de ETA Josu Ternera quien había dado la orden directa de ejecutar la matanza.

Ternera fue condenado en Francia a diez años de prisión y más tarde fue extraditado a España, donde el Tribunal Supremo decretó su puesta en libertad al considerar que sus delitos ya habían sido juzgados en el país vecino.

Sin embargo, la Fiscalía y la Asociación de Víctimas del Terrorismo recurrieron esta decisión y finalmente Josu Ternera volvió a ser imputado. Pero el dirigente etarra no compareció ante el tribunal y huyó de la Justicia, siendo cursada una orden internacional de detención contra él que ha acabado este jueves tras ser detenido en el pueblo francés de Sallachen.

José Antonio Urruticoechea (nombre real de Josu Ternera) ingresará directamente en una prisión francesa para cumplir ocho años de condena. Hasta hoy estaba incluido en la lista de los casi cien etarras que se encuentran en paradero desconocido.

También te puede interesar...

Detenido el histórico etarra Josu Ternera en Francia

Josu Ternera, el histórico dirigente etarra que se encontraba en paradero desconocido desde 2002

La historia de ETA: casi 70 años de dolor y sangre