45.994500

Publicidad

Podemos

José Manuel Calvente, exabogado de Podemos, denuncia ante el juez una supuesta trama delictiva del partido de Pablo Iglesias

La denuncia incluiría un presunto delito de blanqueo de capitales. Hoy Calvente ha sido absuelto de un presunto delito de acoso sexual por el que fue despedido del partido en diciembre de 2019.

Hoy el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha citado a José Manuel Calvente, antiguo abogado de Podemos, para que ratifique su denuncia por delitos de financiación ilegal, blanqueo de capitales, administración desleal y revelación de secretos cometidos presuntamente por miembros de Podemos.

Denuncia por financiación ilegal

En diciembre de 2019 la dirección del partido de Pablo Iglesias comunicó a José Manuel Calvente su despido por burofax. Hasta ese momento, el letrado era responsable de Protección de Datos del partido. Podemos decidió abrirle un expediente por un supuesto acoso sexual y laboral a Marta Flor Núñez, abogada de Pablo Iglesias.

Ese mismo mes, diciembre de 2019, Calvente denunció ante la Guardia Civil una supuesta "trama" delictiva en Podemos que podría corresponderse con presuntos delitos de blanqueo de capitales, revelación de secretos y allanamiento informático, administración desleal o financiación ilegal del partido.

Absuelto de acoso sexual

En el auto conocido hoy la jueza afirma que no se ha acreditado el delito de acoso sexual "ante la falta de evidencia de favor sexual alguna", ni "ninguna situación objetiva intimidante, hostil o vejatoria hacia la querellante por parte del querellado", detalla el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Según la magistrada, "la relación de amistad y confianza" entre Marta Flor Núñez, abogada de Pablo Iglesias y José Manuel Calvente, "fue consentida y compartida por ambas partes hasta febrero de 2019, tal como reflejan los mensajes aportados por la propia querellante", que en ese fecha dijo con claridad que solo quería una relación profesional.

La magistrada considera que "los hechos denunciados tampoco son constitutivos de un delito de acoso laboral, ya que no hay relación de superioridad laboral" entre Calvente y Núnez, porque "el querellado es un mero coordinador del equipo legal" que de hecho se refiere a la abogada como "mi jefa" y "mi responsable".

Publicidad