Publicidad

Jaén

Jaén denuncia su abandono y pide no caer en el olvido ante la mala situación laboral

Los habitantes de Jaén denuncian que la provincia está cayendo en el olvido. Es la región con mayor paro juvenil de España.

Los habitantes de Jaén llevan meses denunciando que se sienten olvidados. Cientos de vehículos se manifiestan a menudo para reclamar la atención de los políticos para que la provincia andaluza no quede abandonada. "La provincia está unida, los vecinos estamos unidos y esto es el principio", resume uno de los manifestantes a Antena 3 Noticias.

Jaén tiene un grave problema de paro, algo que se percibe en ciudades como Linares. Allí, sus habitantes ya estaban muy tocados con la crisis del 2008, pero el coronavirus ha sido el remate: su tasa de paro duplica a la media nacional.

Ejemplo de ello es la historia de Idelfonso, que lleva toda la vida trabajando en una fábrica de la ciudad jienense que ahora está en la ruina. "La tristeza del desmantelamiento se ha convertido en rabia", cuenta a Antena 3 Noticias. Fundó junto a su compañero la fábrica hace años, pero ahora sus hijos no van a tener la oportunidad que tuvieron ellos de jóvenes.

La historia de Idelfonso se repite día a día por Linares, que es la ciudad con más paro juvenil de España, con la mitad de sus jóvenes sin trabajo. "Cuando los vi salir con la maleta hacia la universidad dije 'estos no vuelven más a Linares'", señala a Antena 3 Noticias.

Linares, sin futuro por el paro

Y es que, con el parque empresarial en estas condiciones, no hay futuro para los jóvenes de Jaén. "Esa falta de inversiones lleva al desmantelamiento progresivo. Jaén siempre ha tenido potencial industrial, pero lo han abandonado", denuncia un portavoz de la plataforma 'Jaén merece más'.

Lo mismo ha ocurrido con la estación de tren donde trabajaba Luis. Allí pasaban 260 trenes al día, una cifra que ahora se ha reducido a 30. Pero para entender las denuncias de los jienenses, nada mejor que un recorrido por las calles de Linares. Comercios cerrados, carteles que anuncian el alquiler o la venta de propiedades inundan las calles. Y los vecinos insisten: que los políticos se hagan una fotografía no salvará a Jaén.

Publicidad