Publicidad

Elecciones Madrid

Isabel Díaz Ayuso, de desconocida hace dos años a duplicar los resultados del PP en Madrid

Isabel Díaz Ayuso es la gran triunfadora de las elecciones en Madrid. En estos dos últimos años ha pasado de ser una desconocida en política a ser la imagen de esperanza con la que Casado pretende impulsar al PP hacia la Moncloa.

Los dos últimos años en la vida de Isabel Díaz Ayuso han sido una montaña rusa, la presidenta de la Comunidad ha pasado de ser una gran desconocida para la población a ser alzada hacia la victoria más rotunda de los populares en los últimos años tras las elecciones de Madrid.

Las elecciones a la Asamblea de Madrid han dado autoridad al verso suelto de Isabel Díaz Ayuso. Con un 44,7% de los votos y 65 escaños, no solo ha duplicado con creces sus resultados de las elecciones en 2019, sino que su candidatura supera la suma de las tres izquierdas presentadas al Parlamento madrileño. Se convierte así en la líder de la derecha de Madrid a pesar de que hace 2 años era una desconocida política "sin complejos".

Nacida en 1978 y periodista de formación, Isabel Díaz Ayuso llegó al PP después de especializarse en comunicación política. En las filas populares se estrenó bajo el paraguas de Esperanza Aguirre y se sumó después al equipo de Cristina Cifuentes, de su mano de hecho alcanzó el primer cargo público. Tras desempeñar las funciones de portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, fue nombrada viceconsejera de Presidencia y Justicia. Pero dejó su cargo tras la dimisión de Cifuentes para ser portavoz del partido al que siempre ha considerado su casa.

Su amistad con Pablo Casado viene de lejos y, precisamente el actual presidente del partido Ayuso empezó a exponer la postura del PP en televisión para después designarla por sorpresa candidata en las elecciones madrileñas de 2019.

Sus espontáneas declaraciones durante este tiempo acapararon el protagonismo de su figura política y llevó al PP a uno de sus peores resultados en Madrid debido a la fragmentación del voto en el espectro del centro-derecha pero evitó el 'sorpasso' de C's y consiguió gobernar con el apoyo de Vox y repartiéndose las consejerías con Ciudadanos.

Aunque parecían dispuestos a entenderse, primero los desencuentros entre Vox y Ciudadanos y después las tensiones entre su vicepresidente Ignacio Aguado y ella misma desencadenaron en un adelanto electoral para el 4M.

La pandemia, un punto de inflexión

La pandemia del coronavirus fue un 'antes y un después' en la carrera política de Ayuso. Fue una de las primeras presidentas en anunciar el cierre de los colegios y, posteriormente, el de la hostelería y los comercios. "Despertamos a España", señala ella misma sobre aquellos días.

A pesar de que tendió la mano al principio de la pandemia al Gobierno central, con el paso del tiempo fue censurando la gestión de Pedro Sánchez. Lo dejó claro en la mayoría de las videoconfencias de presidentes que se produjeron en el primer estado de alarma.

Ya durante el final del confinamiento estricto, Ayuso quiso convocar elecciones, pero fue frenada por el PP, mientras la relación con su socio de gobierno continuaba siendo insostenible. Y fue justo en la desescalada donde esa rivalidad con el Ejecutivo de Pedro Sánchez hizo más fuerte el perfil de Isabel Díaz Ayuso.

Criticada duramente desde el Ejecutivo central y por la mayoría de comunidades autónomas, no dio un paso atrás en su estrategia y su popularidad no paró de crecer. Consciente de ello y alertada por la moción de censura presentada por PSOE y Cs en Murcia, la 'popular' decidía el 10 de marzo convocar elecciones. Los madrileños, aseguró, elegirían sobre su "libertad".

Comenzaba así una precampaña electoral autonómica de alcance nacional. Con la libertad como bandera ha centrado su campaña en apelar a un voto que trasciende "las siglas del PP", ha apostado por ir más allá y luchar por el "votante socialista descontento", que no se identifica "con el sanchismo".

Ayuso ha reivindicado en diferentes ocasiones su intención de gobernar en solitario y Vox tras la incontestable victoria de la popular ya ha anunciado que facilitará su mandato sin pedir nada a cambio y se abstendrá en primera vuelta.

Publicidad