Publicidad

Educación especial

Isabel Celaá pide perdón a un diputado del PP con una hija con síndrome de Down tras un rifirrafe por la educación especial

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha pedido perdón al diputado Juan José Matarí, cuya hija tiene síndrome de Down, que se sintió ofendido por sus comentarios durante el debate sobre la educación especial en el Congreso.

Isabel Celaá, ministra de Educación, pide disculpas al diputado del PP Juan José Matarí, padre de una joven de 25 años con síndrome de Down, después de su 'bronca' en el Congreso. El debate sobre la educación especial en España encendió la llama y un comentario de la ministra terminó ofendiendo al diputado.

"Acabo de hablar con el diputado Juan José Matarí, al que he pedido disculpas si mis palabras de ayer pudieron ofenderle. Mi respuesta se centró en su pregunta, que me acusaba de legislar contra la Constitución. Jamás fue mi intención faltarle al respeto, ni a él ni a su familia", explicaba la ministra en Twitter.

"Mi compromiso con las personas con discapacidad y sus familias es inequívoco. La LOMLOE garantiza el derecho de todos a la mejor educación, tanto en centros ordinarios como especiales", añadía.

La 'bronca' en el Congreso

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, durante una sesión de control del Gobierno en el Congreso. El diputado popular Matarí le preguntó a la ministra sobre si la última ley de educación aprobada por el Gobierno, la LOMLOE, respetaba la Constitución.

Criticó que eliminaba los derechos a la educación especial, un aspecto que a él le afecta personalmente por tener una hija de 25 años con Síndrome de Down, sobre la que explicó que había conseguido su plena inclusión social y laboral gracias a una formación adaptada a sus posibilidades.

En respuesta, Celaá le achacó que la ley está "exquisitamente anclada en la Constitución" y que redirige más recursos a los centros ordinarios para tratar "precisamente la educación especial". "Usted no sé de qué habla", le reprochó, mientras le repetía que no tenía ningún contacto con el mundo educativo.

Al día siguiente, Celaá pidió disculpas al diputado asegurando que su última intención era ofenderle, ni a él, ni a su familia.

Publicidad