La diputada de Unidas Podemos Irene Montero ha votado 'no' en la primera votación de investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya que depositó el voto de forma telemática antes de que su grupo parlamentario se decantase por la abstención como un gesto de buena voluntad en la negociación.

Irene Montero, que pidió el voto telemático porque su avanzado estado de gestación le impide estar presente en el debate de investidura, ha votado 'no', lo que indicaría que la decisión de Unidas Podemos ha sido de última hora.

La portavoz parlamentaria de Unidas Podemos podía depositar el voto hasta una hora antes de las 14:00 horas previstas para la votación. "Hemos decidido abstenernos hoy como un gesto más para seguir facilitando las negociaciones, como llevamos haciendo dos meses con nuestras continuas cesiones", han asegurado desde la formación liderada de Pablo Iglesias al anunciar la decisión.