La 'número dos' de Unidas Podemos, Irene Montero, ha admitido "los malos resultados" de la formación morada en las elecciones autonómicas y municipales, pero ha insistido en que su partido es "decisivo" para formar un "Gobierno progresista" en España además de ser "determinantes para muchas comunidades y ayuntamientos".

"Reconocemos de manera clara cuando tenemos malos resultados, pero en muchas comunidades y ayuntamientos somos determinantes aunque de forma más modesta de la que nos gustaría y también somos determinantes en España", ha resaltado Montero en una entrevista en la Cadena Ser. Por eso, ha asegurado que su formación "va a trabajar desde la modestia", pero también "contundente" para que se de un Gobierno con "estabilidad y políticas progresistas" que hagan que España sea "un ejemplo para ver cómo se puede acabar con las políticas de austeridad".

Según Montero, ese Gobierno estatal "tiene que hacerlo el PSOE, pero no puede hacerlo solo" por lo que ha asegurado que "necesita alianzas" y que "debería mirar a la izquierda". "La gente no quiere que el PSOE, en las elecciones dijera que haría un Gobierno mirando a la izquierda y termine haciéndolo mirando a la derecha y a Ciudadanos, ya se lo dijeron que con Rivera no", ha añadido.

Además, ha alertado de que "existen presiones" para que el PSOE no pacte con Unidas Podemos, pero que "se sabía que se iban a dar" y por eso, la formación de Iglesias "no se va a rendir" a pesar de que sabía "que no sería fácil".

Consejo estatal para fortalecer el partido

Montero ha explicado que el partido "tiene que reflexionar" después de los resultados del pasado domingo y para ello, Podemos ha convocado un Consejo Ciudadano Estatal en el que van a "analizar la situación" de la formación y "trabajar para fortalecerla".

"Reestructurar, reorganizar y fortalecer el partido, pero también ser decisivos para que haya un Gobierno progresista en España que es la tarea principal del partido", ha remarcado Montero "sin evitar la autocrítica" y reconociendo que Podemos se encuentra "en un momento difícil" después de los comicios del pasado 28 de abril y 26 de mayo.

Preguntada por si el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, debería dimitir después de los resultados electorales, Montero ha recordado que las responsabilidades de los miembros del Consejo "siempre están a disposición" de los inscritos, "no sólo después de unas elecciones". "No creo que una formación política se fragüe sólo a base de éxitos, también en los momentos difíciles hay que estar ahí y dar la cara y demostrar que cuando a uno le nombran responsable y lo eligen líder no sólo para que ponga la cara en los momentos bonitos, sino también para que asuma las responsabilidades y los problemas y nosotros estamos dispuestos a asumir esas tareas", ha puntualizado.

También te puede interesar...

La debacle electoral de Podemos: pierde fuerza en toda España

Cádiz y Valencia, los únicos 'ayuntamientos del cambio' que resisten tras las municipales