Publicidad

ETA

Interior anuncia el traslado de cinco presos de ETA, tres de ellos a cárceles del País Vasco

El Ministerio del Interior ha autorizado el traslado de cinco terroristas de ETA, entre ellos Asier Carrera.

El Ministerio del Interior ha autorizado el traslado de cinco presos de la banda terrorista ETA este viernes. Lo ha hecho un día después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, escenificase la derrota de ETA con un acto de destrucción de casi 1.400 armas incautadas a los terroristas.

Entre los miembros trasladados figura Asier Carrera, responsable del atentado que en el 2000 acabó con las vidas del dirigente socialista Fernando Buesa y de su escolta.

Completan la lista de etarras Miguel Guillermo San Argimiro Isasa y Aitor Esnaola Dorronsoro, que irán de Soria a San Sebastián; Asier Carrera Arenzana, que viajará de Palencia a Álava; Gorka Martínez Ahedo, que irá de Pontevedra a Cantabria; y Josu Ordóñez Fernández, que será trasladado de Cádiz a Salamanca.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha anunciado que los terroristas serán trasladados "cuando lo permita la situación sanitaria relacionada con la COVID-19".

Etarras condenados por asesinatos, robo, violencia y tenencia de armas

Los etarras tienen todo un historial por violencia. Miguel Guillermo San Argimiro Isasa entró en prisión en mayo del 2002 y está condenado a 25 años por estragos, conspiración para el homicidio, robo y enaltecimiento del terrorismo. Durante su estancia en la cárcel, ha lamentado el daño causado y ha rechazado la violencia.

Asier Carrera Arenzana ingresó en prisión en noviembre del 2000 por una condena de 30 años por los delitos de asesinatos, lesiones, tenencia de armas, estragos y violencia.

Aitor Esnaola fue encarcelado en abril de 2011 y está condenado a 18 años por colaboración con banda armada y depósito de armas y municiones. En 2024 habrá cumplido el 75% de su condena.

Por su parte, Gorka Martínez Ahedo cumple una condena de 30 años por asesinato, atentados y robo con violencia desde 2002. También dentro de tres años habrá completado las tres cuartas partes de la condena.

El último terrorista es Josu Ordóñez Fernández, que cumple una pena de 17 años por secuestro. En 2019 ya había completado el 75% de su pena.

En los últimos meses, el Gobierno ha hecho esta operación con otros 150 etarras.

Publicidad