38.997167

Publicidad

ETA

Interior acerca a otros 6 presos de ETA a cárceles más próximas al País Vasco

Interior continúa con su programa de acercamiento de presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco, y ha acercado en las últimas horas a otros 6 terroristas más. Las víctimas del terrorismo se muestran indignadas.

El Gobierno continúa con su plan de acercar a presos de ETA condenados por varios atentados y con delitos de sangre a cárceles más próximas al País Vasco para que cumplan su condena . En las últimas horas se han traslado a 6, entre ellos está un condenado por el atentado contra la casa-cuartel de Santa Pola, en Alicante, en 2002, en el que fue asesinada una niña de seis años.

Según informa Instituciones Penitenciarias los últimos presos trasladados son Antonio Troitiño, trasladado desde la cárcel de Estremera a la de Soria, Aitzol Maurtua (de Huelva a Dueñas, en Palencia); Víctor Franco (de Huelva a Estremera, en Madrid); Andoni Otegi (de Almería a Logroño); Mikel Arrieta (de Algeciras a Soria) y Agustín Almaraz (de Cádiz a Estremera).

El histórico Troitiño

Antonio Troitiño ingresó en prisión el 5 de mayo de 2017 y tiene una condena de cinco años, 11 meses y 29 días por el delito de pertenencia a organización terrorista. En concreto, la Audiencia Nacional le impuso esta pena por reintegrarse en ETA tras ser excarcelado por error en 2011 para poder huir a Londres, de donde fue extraditado.

La sección primera de lo Penal de la Audiencia Nacional en su sentencia le aplicó la agravante de reincidencia sobre la pena atenuada de integración en organización terrorista, ya que su última participación en ETA había sido solo en "la retaguardia" y alejado de las armas.

Según destaca Instituciones Penitencias, Troitiño cumplirá las tres cuartas partes de condena en mayo de 2021 y, a propuesta de la junta de Tratamiento de Estremera, se le aplicará el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario a su clasificación en primer grado y su traslado al centro penitenciario soriano.

Agustín Almaraz, que será traslado a la cárcel madrileña de Estremera desde la de Puerto I, en Cádiz, ingresó en prisión el 29 de diciembre de 1995 y cumple una condena de 30 años por terrorismo, asesinatos y atentados, además de pro planear la muerte del exconsejero de Interior vasco Juan María Atutxa. Cumplió las 3/4 partes de la pena en noviembre de 2014.

También cumple pena de 30 años por terrorismo y asesinatos, entre ellos el del jefe de la Policía Municipal de Baracaldo (Vizcaya), José Aibar Yañez, en 1982, Mikel Arrieta, "Mikel", que viajará de la cárcel de Algeciras a la de Soria, tras ver satisfechas las tres cuartas partes de la pena el pasado julio.

Prisiones destaca que Arrieta acepta la legalidad penitenciaria y se ha desvinculado de la banda terrorista, al igual que otro de los presos etarras que serán trasladados, Aitzol Maurtúa, que será conducido desde Huelva a Dueñas (Palencia)

Ingresó en prisión el 14 de junio de 2002 y cumple una pena de 20 años por pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos, tenencia de armas sin licencia y falsedad en documento público.

Andoni Otegi Eraso también cumple una condena de 30 años por los delitos de atentados, estragos, depósito de armas y municiones, y robo de vehículo. Acepta la legalidad penitenciaria y ha manifestado su intención de hacer frente a su responsabilidad civil.

De los seis trasladados es a quien más horizonte penitenciario le resta, ya que hasta 2031 no verá cumplidas las tres cuartas partes de pena. Entre otros delitos, está acusado de intentar asesinar de un tiro al exconsejero socialista de Justicia y Educación del Gobierno vasco Jose Ramón Rekalde en el año 2000. A propuesta de la Junta de Tratamiento del centro almeriense, el interno mantiene su clasificación en segundo grado y será trasladado al centro penitenciario riojano.

Víctor Franco, que será trasladado de Huelva a Estremera, ingresó en prisión el 12 de octubre de 2002 y cumple una condena de 20 años por los delitos de asesinato e incendio, entre los que destaca el ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza en Portugalete (Vizcaya) el 5 de agosto de 2001. Cumplió las 3/4 partes de la condena en noviembre de 2017.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha mostrado su "absoluta indignación" porque -ni siquiera- ninguno de ellos ha colaborado con la Justicia. En los dos últimos años el gobierno ha dado beneficios a 83 presos de ETA.

Publicidad