Publicidad

Fin del estado de alarma

Se intensifica el debate político sobre la aplicación de restricciones tras el fin del estado de alarma

El fin del estado de alarma ha recrudecido un debate que empezó hace semanas y cuya solución, de momento, sólo la tienen los jueces: ¿Qué restricciones se pueden seguir aplicando desde este lunes 10 de mayo para hacer frente al coronavirus?

En resumen

La oposición y los gobiernos autonómicos denuncian "el caos" en el que se han convertido España sin el paraguas del estado de alarma, bajo el cual se podía aplicar el toque de queda y el cierre perimetral para hacer frente al coronavirus.

Sin él, comunidades como Canarias o País Vasco han decidido seguir implementando estas restricciones tras el fin del estado de alarma para ver cómo el Tribunal Superior de Justicia las tumbaba.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, aseguraba la semana pasada que prorrogar dicha figura legal "no era una opción" y este lunes, el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, ha dicho que "no toca" seguir aplicando el toque de queda.

"Hay instrumentos legales suficientes para tomar las medidas que eviten la expansión de la pandemia", ha asegurado Iceta, al tiempo que añadía que "habría que ver si corresponde tomar alguna reforma legislativa". Horas después, el presidente, Pedro Sánchez, ha vuelto a insistir en que las comunidades disponen de los instrumentos suficientes para aplicar restricciones.

Plan B jurídico

Las comunidades autónomas, mientras, piden un plan B jurídico que les permita llevar a cabo una serie de medidas para frenar el avance de la pandemia, más allá del distanciamiento social y el uso de la mascarilla.

Desde el PP, Pablo Casado defiende que él ofreció "en el Congreso un plan, para aprobar en 15, con el que hacer frente a la pandemia tras el fin del estado de alarma, pero el Gobierno y el Ministerio de Justicia me dieron la espalda". Y las críticas no llegan solo desde el PP, sino que Vox también denuncia el "caos jurídico al que nos ha abocado el Gobierno".

Mientras, este fin de semana, varias ciudades han visto cómo sus calles se llenaban de gente hasta altas horas de la madrugada, celebrando el fin del estado de alarma como si de una Nochevieja se tratase.

Los expertos sanitarios advierten de que si lo del sábado por la noche se convierte en tendencia, "habrá consecuencias". Y de momento, la decisión queda pendiente de que se pronuncie el Tribunal Supremo, algo que no ocurrirá hasta la próxima semana.

Publicidad