87.999667

Publicidad

Coronavirus

Homenaje a las víctimas más jóvenes del coronavirus

La mayoría de los fallecidos por coronavirus tenía 70 años o más. Pero nadie está libre de contagiarse. Más de 100 personas menores de 40 años han muerto en España, por COVID-19. Hoy, en nuestro homenaje a las víctimas, en Antena 3 Noticias ponemos cara a los fallecidos más jóvenes.

La estadística de las víctimas mortales por coronavirus dice que la mayoría son personas mayores de 70 años y en muchos casos con patologías previas.

Pero la pandemia también ha sesgado la vida de muchos jóvenes, más de 100 personas menores de 40 años han fallecido en España víctimas del coronavirus.

Hoy desde Antena 3 Noticias, queremos recordarlos, poniendo rostro, e historia a los fallecidos más jóvenes.

Fran, entrenador de fútbol

Es el caso de Fran, entrenador de fútbol, con toda la vitalidad y la salud de un chaval de 21 años. La pareja de su madre- que convivía con él- asegura que era "un chico modélico, amigo de sus amigos, y un hijo ejemplar".

El 11 de marzo la tos y la fiebre llevan a Fran al hospital; su familia sospecha que puede ser coronavirus pero la realidad era mucho peor: "Allí nos dijeron que tenía leucemia, allí nos enteramos. Y que además tenía coronavirus" . Un diagnóstico que ni siquiera su juventud pudo soportar. En apenas cuatro días, el COVID-19 pudo con él.

Le dio tiempo a publicar su libro

Rafael no tenía patologías previas. De 37 años, sano y trabajador, recogía naranjas, trabajaba como camarero, era auxiliar de enfermería y últimamente era empleado doméstico.

Lo único que tenía era "un poco de alergia al polen" y eso creyeron al principio que ocurría. Luego le subió la fiebre y empezó la pesadilla.

Acaba de casarse con Ligia que nos cuenta: " Hoy hemos visitado su lápida por primera vez…Yo sé que él no está ahí: está en los corazones, en las memorias, en lo que ha dejado escrito" asegura .

Porque antes de morir Rafael cumplió el sueño de su vida, publicó el libro al que dedicó los últimos diez años."Le queremos mucho todavía y que la tierra le sea leve" se lamenta su viuda.

La juventud puede frenar la devastación que produce el virus, pero ni de lejos la detiene.

Publicidad