GRABACIÓN DE SU DECLARACIÓN ANTE EL JUEZ

Granados reconoce que escondió parte del dinero en la casa de sus suegros

El padre de su mujer dijo que ese dinero sería de un fontanero o de unos trabajadores de Ikea que habían estado allí. Pero Francisco Granados ha reconocido en el juzgado que lo que hizo con el dinero fue "guardarlo". "Primero en mi casa, y luego, me parece que fue en el año 2007 o 2008, que hubo una mudanza en casa, y guardé una parte en una maleta que fue el dinero que apareció en casa de mi suegro", ha afirmado.

Publicidad

El pasado 21 de diciembre, el exdirigente del PP de Madrid Francisco Granados declaró por primera vez ante el juez que le investiga como presunto cabecilla de la trama de corrupción Púnica e hizo un alegato en defensa de su honor quejándose de la "tortura" que sufre desde hace dos años y medio. En la grabación de aquella declaración, que duró alrededor de tres horas asegura al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que no reconoce al "personaje" que se dibuja en el sumario del caso.

"Ese no soy, yo no me he dedicado a eso nunca, me he dedicado al interés general, a ayudar a la gente en lo que he podido, no me he enriquecido con la política y que desde luego sería incapaz de amenazar a un funcionario o a extorsionar".

Granados, exalcalde de Valdemoro, exconsejero de la Comunidad de Madrid y exsecretario general del PP de Madrid, otrora mano derecha de Esperanza Aguirre, reprocha -"con todo el respeto"- al juez Velasco que desde que ingresó en prisión a finales de 2014 se ha mermado "enormemente" su capacidad de defensa y su presunción de inocencia. Más de dos años en los que dice haber sufrido "un daño irreparable en lo personal, en lo familiar, en lo social, en todos los sentidos". Un "sufrimiento" y "una tortura", recalca.

Granados explica al juez que, aunque él dé por hecho que tiene dinero fuera de España, no tiene nada en el exterior. "Si tuviera un solo euro fuera de España le aseguro que hace mucho tiempo lo hubiera puesto en su conocimiento para acabar de una vez por todas esta situación que estoy viviendo", añade.

Como se sabía, el exdirigente del PP insiste al juez en que él no tiene dinero oculto y niega también que los apuntes que aparecen en la libreta que encontró la Guardia Civil correspondan a financiación ilegal del PP, pues la financiación del partido era "absolutamente transparente". Se trata -explica- de "anotaciones antiquísimas, de hace doce o catorce años", y las siglas anotadas no se corresponden a empresarios sino a asistentes a actos organizados.

Y critica con dureza que su presunto socio en la trama, el empresario David Marjaliza, hablara al juez de esa posible financiación ilegal. Contra Marjaliza vierte buena parte de su enfado Francisco Granados, pues le acusa de mentir "de la 'a' la 'z'" en su confesión al juez, en la que se dedicó a "encubrir" a sus "cómplices" y a su familia y a intentar "inculpar a todos los políticos". Porque -según Granados- juega "a favor de obra" debido a "este clima de que todo lo que tiene que ver con la política es corrupto", cuando los que tenía "en nómina" y firmaban "absolutamente todo" eran "técnicos municipales".

Incluso acusa a Marjaliza de seguir "con su misma vida" tras salir de la cárcel, pues por lo que le dicen sus hijas, ha vuelto a abrir negocios como restaurantes y boleras en terrenos públicos adjudicados cuando él ya no estaba en el Ayuntamiento de Valdemoro.

Granados se desentiende del nombramiento de altos cargos cuando fue consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, pues "todos" fueron designados por Esperanza Aguirre. "Lo cual no quiere decir que yo establezca ningún velo de sospecha, ni de crítica ni de nada sobre Esperanza Aguirre, a quien considero una persona honrada, cabal y que ha buscado siempre el interés general en la Comunidad de Madrid", precisa.

En otro momento de la declaración, tras afirmar que no tiene fondos ocultos, le preguntan por qué en su momento abrió una cuenta en Suiza, y contesta que era "dinero no declarado", que unos 500.000 euros eran de su padre y el resto del dinero por él ganado mediante inversiones en bolsa mientras trabajaba en el banco Société Générale.

Decidió cerrar esa cuenta en 2004 cuando le nombraron secretario general del PP de Madrid, pues pensó que eso iba "más en serio" que ser "alcalde de pueblo", momento en el que le dieron a firmar "papeles en blanco" y la cuenta pasó a ser gestionada por Marjaliza y él se olvidó de ello.

Sobre el dinero que apareció en casa de sus suegros, relata que ellos pensaban que eran "unos papeles". Marjaliza le había dado 1,3 millones de euros y más de 900.000 euros aparecieron el año pasado en casa de sus suegros. "¿Quiere decir que ha pasado nueve años ese dinero en un altillo?", le pregunta el juez. "Claro, por supuesto", responde Granados.

Publicidad

El líder de Vox, Santiago Abascal

La Asamblea de Ceuta rechaza revocar la declaración de persona 'non grata' a Santiago Abascal

El partido de Santiago Abascal exige al PP una "rectificación clara" y un "gesto de desagravio" después de que la abstención del alcalde de Ceuta, el 'popular', Juan José Vivas, sirviese para sacar adelante la declaración del líder de Vox como persona 'non grata' en la ciudad autónoma

Fachada del Tribunal Supremo

El Supremo confirma 6 meses de cárcel a 2 militares que animaron en Whatsapp a "violar en plan manada" a una compañera

El Tribunal Supremo confirma la pena de seis meses de cárcel impuesta a dos militares en formación que, en un grupo de Whatsapp, escribieron mensajes de carácter sexual contra una compañera. Además, ha desestimado el recurso presentado por uno de ellos en el que animaba a "violarla en plan manada".