120.00

Publicidad

Arancha González Laya

González Laya no cree que Iglesias tenga algo que ver con las pateras que llegan a España

Arancha González Laya ha remarcado que el aplazamiento de la cumbre no disminuye la relación con Marruecos ni los contactos diarios que tienen ambos gobiernos para gestionar múltiples asuntos, entre ellos las migraciones.

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha negado que el Sáhara Occidental ni la crisis migratoria han sido el motivo de que se haya aplazado para 2021 la Reunión de Alto Nivel (RAN) entre los Gobiernos de España y Marruecos que iba a tener lugar esta semana

En una entrevista en Onda Cero, ha insistido en que la pandemia es el único motivo, y que aunque se ha estado "navegando el Covid", primero transformando lo que iba a ser una reunión amplia en un formato de "más prudencia", finalmente se ha decidido posponerla para celebrarla "con la amplitud y profundidad que requiere".

Así, ha afirmado que no ha sido la única cita que ha tenido que cancelarse por la pandemia y ha puesto como ejemplo un viaje que el presidente del Gobierno iba a hacer a Túnez. Marruecos, ha señalado, es el segundo país de Africa con más casos.

En todo caso, González Laya ha remarcado que el aplazamiento no disminuye la relación con Marruecos ni los contactos diarios que tienen ambos gobiernos para gestionar múltiples asuntos, entre ellos las migraciones, cosa que ambos hacen, ha afirmado, "de manera conjunta y corresponsable".

La ministra no cree que la llegada de pateras a España tenga algo que ver con el vicepresidente Pablo Iglesias. "Está siendo un año muy complicado y tenemos que navegar a vista. Pero esto no disminuye el contacto diario que tenemos con Marruecos y la buena relación", ha aseverado.

González Laya sobre el futuro del Sáhara Occidental

La ministra de Asuntos Exteriores ha afirmado este lunes que la solución al problema del Sahara Occidental "no depende de la voluntad o de una acción unilateral de un país, por muy grande que éste país sea", sino que "el centro de gravedad está en la ONU".

La ministra española ha aplicado este razonamiento tanto al contencioso del Sáhara Occidental como al conflicto entre palestinos es israelíes, dos problemas que, ha subrayado, siguen sin resolver a pesar de los acuerdos promovidos por Washington para que países árabes entablen relaciones diplomáticas con Israel. En el caso de Marruecos, ese acuerdo incluye el reconocimiento por parte de EEUU de la soberanía marroquí sobre el Sáhara.

"En ambos casos son procesos centrados en la ONU, es decir, necesitan acuerdo de la comunidad internacional para que la solución esta estable y aceptada por todos", ha remarcado.

Publicidad