118.002500

Publicidad

Coronavirus

Gobierno y Comunidad de Madrid hablan de colaboración porque nadie quiere asumir otro confinamiento

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dice que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá con ella porque va a colaborar, no a tutelar la comunidad.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no viene a tutelar, sino a colaborar con la Comunidad de Madrid". En la rueda de prensa sobre las nuevas medidas para contener la expansión del coronavirus en la región, con zonas restringidas en Madrid, Díaz Ayuso ha señalado que se reunirá con Pedro Sánchez en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno madrileño, y las dos administraciones van a trabajar "unidas" contra la pandemia. "Hay que evitar a toda costa el estado de alarma y el confinamiento", que suponen "el desastre económico", ha subrayado la presidenta madrileña. "Vamos a crear un espacio de colaboración y poner en marcha una nueva orden que entra en vigor el lunes, donde necesitamos la fuerza del Estado. Necesitamos las herramientas que no tenemos como Gobierno autonómico, sobre todo, en materia de seguridad ciudadana", ha explicado Díaz Ayuso.

Ahora, "perfecta sintonía"

Desde ayer, ha apuntado, están trabajando los dos equipos "en perfecta sintonía", algo que, según ha dicho, le trasladó al presidente del Gobierno en la primera videoconferencia que se celebró en el mes de marzo "cuando los independentistas amenazaban con poner por su cuenta sus propias medidas y no atender a las estrategias nacionales que desde el Gobierno se estaban emitiendo". Dado que España es un único país y un virus de estas características no entiende de fronteras, ha reclamado una estrategia nacional, donde después las comunidades autónomas pongan a disposición de los ciudadanos los servicios públicos que gestionan. "Ojalá que hubiéramos tenido esta reunión antes. Llevamos meses solicitándolo, pero lo importante es que este momento ha llegado y esto va a redundar en beneficio de todos los ciudadanos", ha agregado.

Colaboración de todos

Díaz Ayuso ha reconocido que fue "crítica" con el estado de alarma, porque en muchas ocasiones se basaba en criterios sin transparencia, que se aplicaban a todas las comunidades al unísono, a pesar de que cada comunidad tiene sus peculiaridades. Ha abogado por trabajar bajo un paraguas nacional y que las autonomías se responsabilicen de sus servicios públicos. "Tenemos que trabajar estrechamente en colaboración, y ser consecuentes y echarnos a nuestras espaldas lo que es nuestro y debemos gestionar", ha añadido.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha sido más explícito, acusando de cobardía al Gobierno: “Sí, digo gobiernos nacionales porque las epidemias y pandemias son de responsabilidad exclusiva de los gobiernos estatales, por mucho que la coalición del PSOE y Podemos pretenda derivar su negligencia a las comunidades autónomas, y por mucho que aliente que la opinión pública sólo ponga el foco en las que gobierna el centroderecha”, manifestó.

Gobierno: apoyo desde el principio

El Gobierno ha querido poner de manifiesto que la Comunidad de Madrid cuenta con su "apoyo diario" desde el inicio de la pandemia. De este modo, el ejecutivo que lidera Pedro Sánchez ha querido dejar claro, según fuentes de Moncloa, que "la unidad y colaboración es y seguirá siendo total", y que el objetivo de esa cooperación entre ambas administraciones "es uno": "doblegar la curva".

En este sentido, el Gobierno recuerda que la reunión que mantendrán el presidente del Gobierno y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en la sede del ejecutivo autonómico de la Puerta del Sol, permitirá precisamente "reforzar un espacio de cooperación para luchar con determinación y eficacia contra el COVID-19". Tras reconocer el Gobierno que la situación era "preocupante" y que estaban "vigilantes", Sánchez planteó por carta a Ayuso una reunión "in situ" entre ambos, y se mostró "encantado" de ir a la sede de la Presidencia de la Comunidad. Su ofrecimiento, que fue aceptado rápidamente por la presidenta autonómica, llegó después de que ella misma le hubiera solicitado en varias ocasiones un encuentro en estos últimos meses. En todo caso, el presidente volvió a dejar claro en su misiva que la apuesta del Gobierno sigue siendo por la "cogobernanza" con las comunidades para hacer frente a la pandemia, una vez se levantó el estado de alarma y, con él, el mando único que ostentaba el Ministerio de Sanidad.

Publicidad