El Ministerio de Justicia ha dejado sin efecto la instrucción enviada desde su Dirección General de Registros y del Notariado este viernes 15 de febrero a todas las embajadas y registros para generalizar la admisión de pruebas de ADN que certificara la paternidad para inscribir en el Registro Civil a los bebés nacidos por gestación subrogada en los países en los que no se emiten sentencias de filiación paterna, como ocurre en Ucrania.

Así lo indica Justicia en un comunicado, enviado 24 horas después de que se emitiera dicha instrucción que facilitaría el registro de estos menores en Ucrania, tras una semana en la que se les negara a decenas de familias españolas por no presentar una sentencia judicial que demostrara la filiación paterna, sino una prueba de paternidad como les habían permitido en el Consulado en Kiev hasta el pasado verano.

Es una varapalo para estos padres. "Nos sentimos desesperados, pensamos que esto es revanchismo y están jugando con estas familias", explica Ana Rodríguez, una de las afectadas. Ya preparan nuevas protestas en el consulado para intentar resolverlo.

Advierten que no inscribir a sus bebés va contra los derechos humanos.