Para el Gobierno de España, el Acuerdo es el mejor posible, la opción que protege mejor los intereses de ambas partes, así como los derechos de los ciudadanos y de los operadores económicos. Según fuentes de Moncloa, se trata de un Acuerdo que contiene un equilibrio de concesiones difícil de alcanzar y que busca una salida ordenada. En opinión del Gobierno, reabrirlo conduciría a un escenario peligroso.

El Gobierno español lleva desde hace meses preparando su plan de contingencia en caso de salida de Reino Unido sin acuerdo. Una salida no ordenada sería negativa para la Unión Europea y catastrófica para el Reino Unido. Se trata de un escenario improbable e indeseable, que no obstante, no puede ser descartado. Por ello, el Gobierno seguirá trabajando en esta línea, a través de la aprobación de un Real Decreto-Ley de medidas de contingencia y de la actualización de la página web “Preparados para el Brexit”.

El Gobierno español recuerda que ha dado prioridad en todo momento a los derechos de ciudadanos y residentes. El Reino Unido ha ofrecido la garantía unilateral de una serie de derechos en el marco del “settled status”. De manera paralela, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha anunciado que España garantizará los derechos de residentes británicos en caso de salida ordenada, de forma que puedan permanecer en España sin ningún obstáculo.