El inicio del debate de los Presupuestos Generales del Estado ha reabierto las especulaciones sobre un adelanto electoral, ya que las impresiones son totalmente pesimistas sobre la posibilidad de que se puedan aprobar. Lo esperado es que se rechacen ya, sin entrar en la cámara y que no se lleguen a debatir.

Ayer se deslizó desde la agencia EFE que una fecha posible era el 14 de abril, aniversario de la Segunda República y, este año, día de Ramos, primer fin de semana de vacaciones de Semana Santa. Ahora fuentes del gobierno lo descartan.

Se habla de otras fechas: después de las vacaciones o, aunque tiene muchos detractores entre los socialistas, que sean las generales con las otas convocadas para mayo: locales, autonómicas y europeas. Otra opción sería ya después del verano.

Significativa es la respuesta al salir del debate del portavoz de ERC, Joan Tardá, uno de los grupos necesarios parta aprobar las cuentas: "Estamos en campaña electoral". La portavoz de Podemos, Irene Montero, dice que "el gobierno se ha rendido".